domingo, 5 de febrero de 2017

Un Verano en Bornos. Carta undécima (II)

"... buenas serán otras tierras, señor, pero en diciendo ¡España! ¡España! ¡España!, se le llena á uno la boca, se ensancha el alma y se alegra el corazon ... "




No hay comentarios: