miércoles, 24 de febrero de 2016

Carnaval 2016. La crónica del Caro.

CARNAVAL 2016- LA CRONICA DEL CARO

Con un poco de retraso debido a enfriar ideas, cansancio y una gripe inoportuna, me pongo a intentar plasmar resumido el gran aluvión de ideas y acontecimientos que he vivido el segundo fin de semana del carnaval Bornicho.

Sin más dilación empezare por el viernes, que no llovió y eso tuvo sus consecuencias, en principio el ambiente bien; el carnaval concentrado en la Alcantarilla era una buena noticia, ya cuando rebose iremos ampliando a otras zonas, pero por ahora nos sobra fama y nos falta personal, hubo poco pasacalle pero comparado con los dos años anteriores muchísimo mejor, incluso en un momento saturación de sonido entre actuaciones de comparsas en bares y cajas en la calle. 
El botellón como siempre, aunque por suerte menos denso y más gente moviéndose (se puede ir a recebar de vez en cuando y seguían en la calle bailando y moviéndose, pero no sentadas interminables bebiendo). 
Fue un buen día y nos fuimos tarde, con amigos y cansados, la mejor forma de subir las Casitas Nuevas.

El sábado salió con amenaza de agua, pero nos dejó salir y movernos.ñ Al Día Grande le falta ambiente. Las comparsas, chirigotas y el cuarteto en la calle extraordinarios como siempre, dándolo todo, pero faltaba masa, faltaba mascara, faltaba marea, faltaba echatepallá”. El día que más gente podemos albergar de fuera, faltamos muchos de nosotros. Por la noche el AGUA, lo mejor, os juro que la lluvia ayudó al ambiente del pasacalle, ¿Quién hace botellón sentado sobre un charco? ¿Quién en vez de estar refugiado en un portal no se va detrás de una caja o debajo de un plástico para hacer unos bailecitos al ritmo de camión? (Alfred y yo, SI), sin ser lo de hace años pero hubo ambiente y muchos grupos arriba y abajo, buen ambiente y muchas risas. 
Como ya opine otras veces, creo que la actuación estelar gaditana sobra el viernes, sábado o domingo, tenemos una agrupaciones de lujo que nada envidian a las de la capital. Estas ya vienen en la noche carnavalesca y en alguna otra ocasión, ese dinero se puede invertir en fomentar el carnaval desde dentro aumentando la participación y las actividades (la de los talleres estupenda idea), también sería necesario implicar más a algunas generaciones (empezando por la mía), que ya ni se pintan los famosos coloretes, cualquier ropaje elegante o de mejicano con el gorro que te compraste en Cancún y nunca te pusiste en carnaval. No se puede entrar en algunos bares y que solo se vista la camarera y todos los clientes como cualquier día del año, siempre desde la libertad individual a hacer lo que se quiera, pero necesitamos ayuda.

El Domingo fuimos a visitar los hermosos jardines del Castillo, está en proceso, espero que queden bien, visitamos la famosa y por fin adecuadamente abierta, Oficina de Turismo, nos atendieron de lujo y nos vendieron hasta las piedras del patio (que peligro tiene la chica, jeje). Ahora si funciona. Tienen de todo lo que un turista necesita conocer de los monumentos, recuerdos, guías, idiomas, coincidimos con unos daneses que se marcharon satisfechos, pero la exposición de carteles, no me gustó. Los carteles, si, (tengo la mayoría) pero necesita una sala permanente, menos fría, acompañado de algunos tipos, algunas fotos, pitos, letrillas, es decir una sala permanente que enseñe nuestro carnaval. Luego a la cabalgata, espectacular como siempre, gran participación, simpatía, ingenio, de todo, nunca falla.

Bueno cerrando esta modesta opinión, he visto poco empleo creado en torno a la fiesta, necesitamos incentivarlo, tal vez aprovechando la redes sociales, convocar concurso de ideas para incentivarlo, que le dé un empujón (aquellos jueves con la boda de la infanta…, cada año una temática, mas papelillos (en plan Buñol), yo que sé….) que lo vuelva a hacer diferente del resto, que acuda gente de fuera, cree empleo esos días, no vivir de la fama de los tiempos gloriosos y nos quejemos en la barra de un bar del carnaval que tuvimos. 

Un saludo esperando no molestar a nadie y que el debate se abra.

PD. Sobre el concurso de disfraces, opino que aunque el de mi amigo Jaime estaba muy bien, para mí el ganador era el que iba disfrazado de “Risitas”, estaba de lujo (adjunto foto).
CARO



2 comentarios:

Juli Gil dijo...

Me alegra veros tan bien y de tan buen humor. Me gusta tu cronica Caro un saludo para todos Paco.

CARO dijo...

Quien eres?