lunes, 23 de enero de 2017

Un Verano en Bornos. Carta Septima (I)




"...Pero ahora que gracias al cielo ha concluido este estado enfermizo y sobreescitado, producido quizás por las mismas medicinas que tomaba, por ese opio que en lugar de calmar mi dolor nervioso, lo que producia en mí era una agitacion física y un desasosiego moral lleno de angustia..."








No hay comentarios: