domingo, 29 de enero de 2017

Un Verano en Bornos. Carta Octava (III)


"... para que la persona que quisiese pudiese salir al rio; pero mi madre me ha prohibido hacerlo, porque aunque no es profundo, le habian advertido que tenia ollas, esto es, unos hoyos en que es muy fácil caer y ahogarse á la persona que no sepa nadar..."


"...Despues de aviarme para el baño poniéndome y luciendo como una vestal mi larga túnica ó peinador de franela blanca que he guarnecido con una greca celeste para parecerme aun mas á una imponente romana..."



No hay comentarios: