viernes, 4 de abril de 2014

La Pasión más blanca

diariodesevilla.es
Rutas por Andalucía
Reyes Rocha | Actualizado 04.04.2014 - 09:11

La Pasión más blanca

Los Pueblos Blancos de Cádiz observan una manera íntima y peculiar de entender la Semana Santa, muy marcada por el paisaje y la tradición secular.
Bornos tiene una Semana Santa
muy sobria e íntima
 


La Semana Santa andaluza, lejos de ser uniforme, tiene tantas formas y manifestaciones como pueblos componen la región. Los municipios de la Sierra de Cádiz, conocidos como los Pueblos Blancos, celebran una fiesta llena de curiosidades y aspectos entrañables y curiosos que no dejarán indiferente al visitante. Cada año, estas íntimas celebraciones sorprenden a quienes se acercan hasta estas poblaciones buscando una Semana Santa especial.

La celebración va más allá de las procesiones. En Alcalá del Valle, como preámbulo de la fiesta ya se ha representado La Pasión en Vivo, auto sacramental en el que toda la población se involucra. De  su Semana Santa cabe destacar el Domingo de Resurrección con el desfile de hornazos y la Carrerita de San Juan, en la que el santo, portado por los jóvenes del pueblo, recorre a gran velocidad la calle Nueva buscando a la Virgen para avisarle de la Resurrección de su Hijo. Por otro lado, en el municipio tiene lugar también durante este tiempo la Ruta de la Tapa Cofrade. Estas fiestas están declaradas de Interés Turístico Nacional. 

Esta misma catalogación recibe la Semana Santa de Arcos de la Frontera, impresionante por el entorno y sus particulares armaos, cuadrillas de romanos que se remontan al siglo XVIII. Los momentos más especiales son la tarde del Jueves Santo y la Madrugada del Viernes Santo con la Hermandad de Jesús Nazareno. El Domingo de Resurrección se celebra con la suelta por las calles de dos toros, una tradición conocia como el toro del aleluya.

Según algunos investigadores, el primer  vía crucis en España se vivió en Bornos. Aquí no sólo las cofradías preparan y cuidan los desfiles procesionales, los vecinos confeccionan altares en el recorrido de las hermandades. Además de la salida de los pasos de la parroquia, donde los costaleros tienen que ir de rodillas, están , por el entorno, las de la Hermandad de la Flagelación, que sale desde el Castillo Palacio de los Ribera, el Martes Santo, y la de la Hermandad del Calvario, que sale desde la ermita, a las afueras de la localidad.  Además, es un espectáculo para los sentidos ver los cuidados pasos en un entorno declarado Conjunto Histórico.

Y para los que busquen más que asistir a las procesiones, el embalse de Bornos brinda la posibilidad de practicar diferentes deportes náuticos y dispone de embarcadero, club náutico y campo de regatas.

Dos rituales de la Hermandad del Cristo Atado a la Columna hacen diferente la Semana Santa en Espera. Una es la Reverencia y consiste en que los  pasos del Cristo y de la Virgen de los Desamparados se encuentran en la plaza, con una reverencia de ambos. La Plegaria es el canto de una oración que se le hace al Cristo cuando llega a su casa hermandad por  parte de un grupo de hermanos. La Semana Santa está declarada de Interés Turístico de Andalucía.

Setenil de las Bodegas tiene una peculiar rivalidad musical entre sus dos hermandades, tanto que se desarrolla de Guerra de bandas, consistente en saber cuál de las dos hermandades trae la mejor banda y engalana sus pasos de manera más elegante.  Setenil ofrece al visitante, además, la singularidad de su entramado urbano donde las casas, unas bajo la roca y otras sobre ésta o en su interior, dan diferentes niveles de altura a sus calles.

La Semana Santa de Torre Alháquime se ha convertido en una de las fiestas más importantes del año, mantiene su tradición de sobriedad y hondo calado religioso y discurre por un municipio declarado conjunto histórico que fue tierra de bandoleros. Además, son mujeres las que transportan uno de los pasos y cuando se produce el encuentro las imágenes bailan al compás de la música y de los aplausos del público. 

En Ubrique se produce una de las estampas más singulares de la Sierra de Cádiz con el vía crucis en el que se alumbra el camino sólo con las velas de las personas acompañantes. El escenario es el casco antiguo el Sábado de Pasión, y se desarrolla desde la Parroquia de Nuestra Señora de la O sube hasta la ermita del Calvario, situada en plena sierra. Además, el próximo 11 de abril tendrá lugar en la plaza del Ayuntamiento el IX Concurso de repostería la Gañotada.

En Olvera, la Semana Santa está declarada Fiesta de Interés Turístico de Andalucía con desfiles procesionales de la Penitencia o Silencio, Los Estudiantes, El Cautivo, Jesús Nazareno, Veracruz y Santo Entierro. 

En Benaocaz, el Viernes Santo tiene lugar la procesión de la Pasión, compuesta por siete pasos con gran tipismo en su recorrido. Por último, la Semana Santa de Puerto Serrano data de 1630. Actualmente la Hermandad del Santísimo Cristo y la Virgen de los Dolores sale en Procesión el Miércoles y el Viernes Santo. 

Más allá de las procesiones, hay otras tradiciones de la Semana Santa en los Pueblos  Blancos de la Sierra de Cádiz como las fiestas de los toros o la Quema del Judas en  Benamahoma donde le echan un toro para que lo destroce. En Bornos prolongan el acto con actuaciones musicales y el tradicional Búcaro de la suerte, donde cada sorbo de licor va acompañado de un deseo.
Y es que la gastronomía está íntimamente ligada a la celebración. En buena parte, consecuencia del crisol de culturas que han pasado por la sierra gaditana: islámica, judía y cristiana. Esto se ve en la repostería típica de esta época, donde la miel predomina en los gañotes, pestiños, hornazos, buñuelos, torrijas de miel o bollos de Semana Santa.



No hay comentarios: