sábado, 29 de marzo de 2014

La Berza Flamenca de Bornos (XII). VII Festival, Segunda Parte

LA BERZA FLAMENCA DE BORNOS (XII)
VII FESTIVAL. SEGUNDA PARTE
La Paquera de Jerez

                Entramos ya en la actuación del VII Festival de "La Berza Flamenca de Bornos", después del preámbulo de la Primera Parte. La contratación de Juanita Reina venía ya precedida del entusiasmo del público asiduo a este espectáculo, por la fama que tenía la artista en toda España.
            Se celebró el día 13 de Agosto de 1977, como siempre en el incomparable marco del Patio del Palacio de Los Ribera, transmitido en directo por Radio Popular de Jerez, siendo el  presentador de la ya tradicional efeméride artística el popular locutor Pepe Marín, de acuerdo con el siguientes elenco:

Homenaje:  La estrella de la Canción Española Juanita Reina.
AL CANTE: 
La Paquera de Jerez, Beni de Cádiz, El Turronero, El Perro de Paterna, Felipe Campuzano, Carmen Montoya y su grupo, Antoñete de Paterna y El Berza.
A LA GUITARRA: 
Manuel Morao y Manolo Domínguez

            Hasta esta edición los artistas, no homenajeados, que más veces habían participado y a los que el público correspondía siempre con las máximas muestras de admiración fueron:
                 
             EL "EL BENI DE CÁDIZ"         En cinco ediciones
            FELIPE CAMPUZANO              En tres ediciones

            Estos dos artistas se ganaron también la confianza de la Comisión. No había que buscarlos, eran ellos mismos los que deseaban venir a "La Berza Flamenca de Bornos".
            No incluimos en esta selección a los Guitarristas, que casi siempre eran los mismos: Manuel Mora, Isidro Sanlúcar, Manolo Bacán y Periquín "Niño Jero. Vinieron otros, pero los indicados fueron los más frecuentes.

            A las once de la noche, después de la comida, comienza la primera parte del espectáculo, llamando el locutor Pepe Marín a Carmen Montoya y su grupo flamenco que, para abrir boca, ofrecieron, primero unos tangos y después, lo propio de estos grupos, "El baile y cante por fiesta", en los que eran indiscutibles maestros. Lo hicieron muy bien, y a decir de Murciano que estaba cerca, eran verdaderos profesionales.
            La Paquera, con un vaso en la mano, no hacía más que preguntar que cuándo salía. Murciano la convenció para que esperase, porque era un plato fuerte. El locutor llamó a "El Turronero". Debe su nombre a que sus padres iban a las ferias de los pueblos desde Utrera hasta el Campo de Gibraltar con un puesto de turrón, Casualmente nació estando la familia en la feria de Vejer de la Frontera; hay muchos críticos, y él mismo lo dijo, aunque no con mucho convencimiento que había nacido en Bornos. Sea como fuere, se presentó al público hablando de sus deseos, desde el Primer Festival, de venir a Bornos, que conocía desde que hacía la feria con sus padres en el puesto de turrón y dijo: "Por Bornos daré lo mejor de mi cante". Y así fue, cante jondo del mejor, comenzó con unas bulerías, dignas de los mejores cantaores y lo dijo Murciano de quien no me separé para que me iniciara en el arte del flamenco, después vinieron fandangos, soleares y otros palos…El público, que ya había entrado en situación, aplaudía con gusto, ante la simpatía y el esfuerzo del artista que levantó a la gente.
            Pepe Marín llamó entonces a "El Perro de Paterna", natural del pueblo que le dio su nombre; su mentor principal fue Juanito Valderrama. A partir de aquí intervino en varios festivales, recibiendo muchos premios. Para conocimiento, diremos que la mayor parte de las letras de este cantaor fueron obra de Antonio Murciano.
            Comenzó su actuación, interpretando granainas y medias granainas, que cantó a la perfección y, aunque dominaba todos los palos, sus preferencias iban por lo que había cantado y por unas "Peteneras", nombre que le dio su mismo pueblo y que siempre cantaba con gusto por ser de su tierra.
            Terminadas esta coplas, en su diálogo, corto, con el público, se permitió un comentario desfavorable sobre el Rey. Nunca debió sacar la política en un Festival flamenco de esta categoría. El público no supo cómo reaccionar, hasta que marchó del escenario, con algún que otro pito y con escasos aplausos, no volviendo a salir.
            Sube al escenario "La Paquera de Jerez". Una mujer gitana del Barrio de San Miguel, alta y con una melena enorme rizada y, como todo lo tenía grande, también fue grande su actuación,  con una voz que no necesitaba micrófono, comenzó cantando   unos fandangos, para seguir con las célebres bulerías que le dieron la fama. Daba paseos por el escenario, entre copla y copla, como si fuera el patio de su casa;  incansable, volvía al micro y cantaba y cantaba, hasta que diplomáticamente Pepe Marín le dijo que había terminado. Por "lo bagines" soltó dos tacos, porque quería seguir. El locutor le permitió una más y se dejó caer con este fandango:

                        De Jerez de la Frontera
                        Tú eres la Reina y Señora,
                        Tu eres "Mercé" pa las penas
                        Y hasta a España que te vio
                        Vuelves tu cara morena.

            El público la despidió con un sonoro aplauso que duró mucho tiempo, mientras caminaba hacia la barra del bar.
            El Ayuntamiento de Jerez le erigió un monumento en el Barrio de San Miguel, su barrio.



            Terminaron la primera parte Carmen Montoya y su grupo, Antoñete y El Berza. Sus actuaciones fueron buenas, pero el que cosechó más aplausos fue "El Berza" que empezó por unos fandangos y a continuación con  varias bulerías que era su fuerte. Su cante hizo estremecer al público que tuvo aplausos para todos ellos y uno especial cerrado para "El Berza".
A. RODRÍGUEZ HIDALGO
 CONTINUARÁ


            

No hay comentarios: