jueves, 27 de marzo de 2014

Encasillamiento

ENCASILLAMIENTO.
Talmente de acuerdo con el artículo publicado en este blog el pasado día 26 de marzo, http://bornichosporelmundo.blogspot.com.es/2014/03/peaton-circule-por-su-izquierda.html, en lo de la desaparición sistemática de las señales indicativas de caminar al peatón por la izquierda en carreteras, caminos y vías rurales.
Pero modestamente creo que ese abandono indicativo está más que justificado en estos tiempos que corren. Y están justificado por varias razones.
Una de ellas puede ser que tras la diáspora a la que estamos asistiendo, la juventud española puede encontrarse en el lugar de destino, unas normas circulatorias totalmente distintas a las que deja atrás. Así, si viajamos a Gran Bretaña, con la circulación de vehículos por la izquierda, de nada nos servirían llevar a la práctica los mensajes de las postergadas señales españolas. Y al igual que en Gran Bretaña, nos ocurriría en otros tantos países del planeta Tierra cuyos habitantes suponen un tercio de la población mundial.
Otra razón que podría justificar la desaparición de aquellas señales indicativas sería la constante inseguridad que soportamos cada vez que salimos de nuestras casas. No es exagerado decir que el solo hecho de salir de casa es un “jugarse la vida”; que nuestra seguridad al pisar la vía pública está al albur de cualquier desaprensivo que nos lleve por delante, caminemos por la izquierda, la derecha o por el centro de la calzada (caso que sea peatonal).
Es por ello por lo que veo, y es más, apruebo la desaparición de las tan mencionadas señales indicativas, ya que nos pueden llevar a engaño; y cuando de nuestra seguridad se trata, a algo más que engaño.
Y digo todo esto porque veo que según las circunstancias, así deberíamos de circular por uno o por otro de los sentidos de nuestra marcha. Habrá unos momentos y lugares en los que, para nuestra seguridad, sería más conveniente circular por la derecha; mientras que en otros momentos y lugares, sería aconsejable, también para nuestra seguridad, hacerlo por la izquierda.
Lo que sí tengo claro es que ante todo deberíamos de actuar según nuestra conciencia, sin que exista alienación ni encasillamiento alguno. Que seamos nosotros mismos los que decidamos, según las circunstancias, los momentos y los lugares donde nos encontremos, porqué sentido de la vía caminar. Y es más, habrá momentos, porque así nos lo dicte nuestro intelecto, que decidamos quedarnos en casa por la inseguridad que nos acarrea el salir de ella.
En este sentido, para nada estoy de acuerdo con la aseveración que se lee en el artículo anteriormente señalado, y que dice textualmente “Hoy esa advertencia apenas existe ya en nuestras vías interurbanas y no resulta difícil ver a la gente caminando torpemente por los arcenes derechos sin poder ver los vehículos se les echan encima por detrás a cada momento”. Habrá momentos, circunstancias y lugares.
Domingo


File:Driving standards historic.png

No hay comentarios: