domingo, 6 de octubre de 2013

La joven empresaria Mawi Alcalá ha creado un nuevo concepto aprovechando la crisis

Elmundo.es


EMPRENDEDORES | Rental Mode alquila ropa y complementos para mujeres

Un 'look' de alquiler

La empresaria Mawi Alcalá en la sede de Rental Mode. | Conchitina
La empresaria Mawi Alcalá en la sede de Rental Mode. | Conchitina
  • La joven empresaria Mawi Alcalá creó un nuevo concepto aprovechando la crisis
  • Ofrece en alquiler conjuntos completos, ropa y copmplementos, por 60 euros
  • En año y medio ha abierto tres franquicias en Palma, Valencia y Córdoba
¿Tiene el armario lleno de ropa que sólo se ha puesto una vez y le ha costado un dinero curioso? ¿No sabe dónde guardar la caja que contiene ese tocado que le quedó tan a juego con su vestido? Desde hace mucho tiempo, los señores saben que todo esto puede evitarse alquilando por ejemplo el smoking o el chaqué, pero las señoras han sido más reticentes. Hasta ahora.
Rental Mode es la firma que ha creado la joven Mawi Alcalá, una publicista de 33 años que, tras acabar su relación laboral con la empresa en la que trabajaba, decidió utilizar el dinero de su desempleo en rehacer su camino profesional. Y la crisis ha sido uno de los ases de su baraja.
Tras comenzar en la Plaza del Pan en marzo de 2012 y pasar por la calle Cuna, Mawi se ha establecido en la primera planta de la calle Tetuán número 3, un estudio atractivo, con muros y techos de varias décadas combinados con un ambiente moderno y diáfano, despejado, luminoso y cómodo. El negocio se está disparando.
La base de su éxito es su función: alquila el look completo, que incluye vestido, bolso, cinturón, brazalete, asesoramiento si se lo piden... por 60 euros. "Entrego la bolsa con todo lo necesario los jueves por la tarde, con los arreglos necesarios ya hechos; la recojo el lunes y de la tintorería me encargo yo, va incluida en el precio. Quien quiera un tocado, va aparte", explica. Y de los tocados se encarga su amiga Nana Golmar, con quien comparte espacio y oficina.
Al principio, Mawi compraba la ropa en tiendas y elegía las tallas que creía más adecuadas en cada prenda, pero ocurrió que le pedían diferentes tallas o colores. Y decidió contar con un taller y hacer la ropa ella misma. "Llevo los diseños, las telas, cremalleras y demás detalles y ellos confeccionan, según lo que vaya necesitando", comenta.
Las tallas habituales van desde la XS a la XL en alquiler, pero también se ofrece la posibilidad de que el vestido sea hecho a medida si la cliente quiere, con precios que dependen de las telas y modelo elegidos. Porque Rental Mode también ofrece la posibilidad de compra de todos sus artículos.

Tres franquicias en año y medio

El boca a boca ha hecho que el negocio vaya prosperando, y las redes sociales van haciendo de vehículo adicional. El resultado, además de la ampliación de la clientela, ha sido que ya cuenta con tres franquicias, enPalma de Mallorca, Valencia y Córdoba.
"Lo único que tienen que pagarme es un canon al principio y el 5 por ciento de sus beneficios anuales, y yo les doy todo para que arranquen: 40 prendas, 20 tocados, las bolsas, el logotipo, el diseño, la imagen, la presencia en Facebook... Y en función de las necesidades de cada tienda, me van haciendo los pedidos, porque la ropa debe ser la misma en todas".
A veces han preguntado a Mawi qué no entra en Madrid o Barcelona, aunque en estas ciudades sí hay conocidas firmas de alquiler de ropa de mujer, con la diferencia del precio y de que cada artículo se alquila independientemente. "En Madrid está por ejemplo 24FAB, pero lo mío es otro concepto, ¿una especie de showroom que te da el look completo y con asesoramiento, todo por 60 euros? Eso no existe en ninguna parte, eso me lo he inventado yo", afirma.
Todo esto conlleva un gran esfuerzo, ya que es ella misma quien se encarga de todo. "Yo soy la asesora de imagen, la que coge los bajos y lleva al taller las prendas para arreglar, la que se encarga de la parte administrativa... Lo hago yo todo sola. Llego a la oficina a las ocho de la mañana y me voy a las diez y media de la noche sin comer en mi casa, y así llevo un año y medio. Desde que estoy en la calle Tetuán, se ha multiplicado todo, por suerte", confiesa.
Pero está contenta, porque sabe que es una cosa "que me he inventado yo, con lo cual también me tengo que inventar todo lo que conlleva. ¿Que he puesto un canon de franquicias? Pues es que me da igual como lo hagan los demás; he hecho lo que me ha parecido más conveniente, y a las franquiciadas les doy el negocio prácticamente hecho y gastándose menos de lo que me costó a mí cuando empecé. Yo me he estrellado varias veces hasta llegar aquí, pero a ellas ya no les pasará".

1 comentario:

CARO dijo...

Un lujazo, un monton de Mawi necesita Bornos para salir de la situacion que arrastra.
Enhorabuena