martes, 10 de enero de 2017

Un verano en Bornos. Portada, dedicación y Carta Primera.

Consideramos que "Un verano en Bornos" debe ser el libro de cabecera de todo bornicho.
Benito Gómez nos ha enviado este archivo y vamos a ir subiendo las cartas de una en una como hiciéramos con las "Cartas Bornesas".
Confiamos en que sea del agrado de todos.
                                                                                                                                                       10 de ene. de 2011





Google, Acerca de este libro.
Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo.
Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir.
Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted.





Picar sobre las páginas para verlas ampliadas.



"Vengamos á Bornos, esto es, al oasis despues del desierto, puesto que tanto tú como nuestra querida aya Carolina de Meridal, han deseado que lo describa detalladamente. No vayas á creer que estamos metidas entre breñales, alcornoques y lobos; no, Bornos es un serrano, culto y ataviado que posando aun sus pies entre las doradas mieses del llano, corona ya su cabeza con las hojas de la verde encina y con la rosada adelfa de las montañas. No se ostenta anticipadamente como curioso ó deseoso de ser visto; el viagero al acercarse tiene que bajar la vista para mirarlo..."








3 comentarios:

CARO dijo...

Un once para la idea y para quien no la haya leido que tenga un hueco para hacerlo poco a poco, la verdad que es un libro que se devora rapidamente al ir imaginando las situaciones y paisajes que todos conocemos

Anónimo dijo...

me encantan estas historias de bornos del bornos antiguo, es muy facil imagilar lo que leemos cuando te entregas a la lectura con la añoranza de no vivir ahora en el, cualquier cosa al estar fuera es mas importarnte.
carmen

Anónimo dijo...

Tengo una pequeña duda sobre las Cartas de FRASQUITA LARREA “UN VERANO EN BORNOS” de FERNAN CABALLERO, observo que el texto de la Carta VII que empieza ¡Oh, que evento! ¡Estremécete!... pueden que estén cambiados con la Carta VIII que empieza: Luisa mía: Esto es solo a titulo de aclaración. Continuemos con estas buenas cosas tan instructivas de nuestro pueblo.
Saludos.
Pepin.