jueves, 12 de enero de 2017

Un Verano en Bornos. Carta Tercera (I)

"Bornos me agrada mucho; es alegre como un cascabel, florido como un jardín, y lo riega la sierra con sus aguas, con el mismo esmero que tú tus macetas de adelfa. Nos ha sentado muy bien á todos, y en adelante no podrá Efi (omito el genio por abreviar), llamar á mi hermana Serafina Cerafina, porque ha adquirido un color como una rosa, y no parece ya poderse quebrar de un soplo. Mi madre está contenta porque tiene su partida de tresillo. Juegan con ella tres individuos que la suerte ha reunido en Bornos para, mi solaz y mi alegría. Si fuese reina los hacia mis pages para tenerlos siempre á mi lado y preservarme as¡ de toda melancolía, spleen, tristeza, hipocondría, diablos azules, saudades, humor negro y demas ictericias morales, indígenas ó exóticas."





No hay comentarios: