martes, 31 de enero de 2017

Un verano en Bornos. Carta Novena

"... ¿Sobre qué, pues, confiará el hombre si no puede confiar sobre sí mismo? ¡Ay! decia mi vecina, una buena hortelana, al saber la muerte repentina de un hombre en la flor de su edad: ¡Somos tierra y mala! solo el pueblo halla tal energía en la espresion de su pensamiento..."





































No hay comentarios: