miércoles, 25 de enero de 2017

Seguimos... Calle Puerto y otras

                                                                                                                                         R 25-01-2009

Amigos bornichos:
----------------------Traigo hoy una nueva entrega de fotos antiguas. En esta ocasion, dos de ellas son de paisanos nuestros y la tercera es una vista de Bornos desde la fabrica.
Observen vds. el impresionante asfaltado de la calle de entrada al pueblo... y, si quieren, le ponen identidad a esas personas.
Seguiremos...
Un saludo.
Ignacio Ruiz




7 comentarios:

juan dijo...

Este es el Bornos de los cincuenta, el Bornos que yo conocí.

Antes de construirse el primer edificio que se observa a la izquierda de la imágen, garaje de Chocolate había muchos acacios, cuya flor comiamos cuando saliamos del colegio, edificio de la derecha.

Sesenta años atrás, toda una vida.
¡ Qué recuerdos ! señores.
Saludos, J. Cabrera

Anónimo dijo...

de la segunda foto no conozco a nadie Ignacio, ni idea, pero he conocido el sitio que también tiene mérito, es la escalera que da a las cuevecitas del jardín.
Alvaro

Anónimo dijo...

Hombre, qué sorpresa en la segunda foto: el chaval de en medio es Antonio Benítez, es decir, mi padre y con no más de 18 años, jeje.

A. Benítez Jr.

Anónimo dijo...

en la foto segunda reconozco solo a una y es mi madre, marivi esta en la segunda fila, la segunda empezando por la derecha. cinta

Anónimo dijo...

yo reconos a las que le dan clarida son tere barra,rosarito cuenca,marivi,los hombres a.benitez y juan barra......

Anónimo dijo...

mas de uno se habra dado cuenta que la foto¡¡¡¡¡¡¡¡preciosa por cierto''''BORNOS..parece una pequeña aldea....

Anónimo dijo...

En la segunda foto reconozco a Marivi, del resto de Señoritas me recuerdan sus caras nada más, de los chicos Antonio Benítez, el que esta camuflado en la sombra de la buganvilla podría se Benito Rodríguez, entonces novio de Marivi, hoy es su cónyuge, pero no será cuando su hija Cinta no lo ha reconocido.
La foto del pueblo preciosa, de mi época de niñez, mi amigo y compañero J. Cabrera dice en su comentario que nos comíamos la flor de las acacias, lo corroboro, también había en ese mismo lugar otro fruto que se denominaba “multa” comestible para nosotros ¡no faltara más!
Pepin