viernes, 1 de septiembre de 2017

La Guardia Civil investiga si alguien tendió una trampa a Juan Clavero.

Juan Clavero, profesor del IES Santo Domingo de El Puerto, licenciado en Geografía e Historia, catedrático de Biología, Premio Andalucía de Medio Ambiente año 2002, Primer Director del Parque Natural de Grazalema, cooperante de diversos organismos internacionales como la UICN ( Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), etc, etc, etc...

La voz de Cádiz

Las incógnitas de la detención de Juan Clavero

La Guardia Civil investiga si alguien le tendió una trampa
y puso la droga en su coche para que fuera arrestado
Seguir leyendo:

¡Este sábado estamos de PRE-FERIA en la avenida!

¡Este sábado estamos de 
PRE-FERIA en la avenida!
(Cortada al tráfico)



Concurso de casetas 2017, IV Centenario.

 




CONCURSO DE CASETAS FERIA 2017. PREMIO ESPECIAL IV CENTENARIO

La Delegación de Fiestas del Ayuntamiento de Bornos, a cargo de Jesús Sánchez, al objeto de recompensar el esfuerzo desarrollado en la decoración de casetas que conforman la Feria de Bornos y darle un mayor esplendor, convoca el Concurso de Casetas de Feria 2017, dándose la circunstancia que se conmemora la 400 edición desde que hay constancia documental de la Feria.

Las bases son las siguientes: 

1.  En este concurso podrán participar todas aquellas casetas de feria que, acogiéndose a la totalidad de las presentes bases, tengan como motivo principal la Feria de Bornos.

2. En la configuración de las casetas se podrá utilizar cualquier tipo de material relacionado con la Feria de Bornos, se valorará la utilización de adornos propios de este evento como cortinas, adornos florales, farolillos, elementos decorativos que hagan alusión histórica de la fiesta, de costumbres populares, etc, todo lo que contribuya al embellecimiento de la misma. 

3. Los miembros del jurado emitirán un voto por caseta con una puntuación del 1 al 10. A cada caseta se le dará una puntuación sin repetir los puntos en  ninguna de ellas. En el caso que haya dos puntuaciones iguales, los votos quedarán nulos. 

4. En el caso de que se produzca un empate al final del recuento, ganará la caseta que haya obtenido puntuaciones más altas.

6. El fallo del jurado así como su composición se hará público el día 14 de septiembre de 2017 en la caseta municipal de Bornos.

7. En esta edición habrá dos premios:

Primer premio: 300  € y Diploma.
Segundo premio: 150  € y Diploma

8. El fallo del jurado será inapelable.

9. La participación en este concurso implica la aceptación total de las bases. 

BPM en años anteriores, 1 de septiembre


BPM en años anteriores, 1 de septiembre de 2008

¿Lo hacemos?
Bornos a Fernán Pérez, 1304.
Tiene la Luna la suerte...
Más sobre los cines de antes.
Ese peazo feria...

BPM en años anteriores, 1 de septiembre de 2009

Uno de los impulsores del embalse de Bornos.
Adiós, agosto, adiós.
Canulitas verdes.

BPM en años anteriores, 1 de septiembre de 2010

A ti, amigo.
El corazón alegre es la mejor medicina

BPM en años anteriores, 1 de septiembre de 2011

Medidas de recorte de gastos.
Respuesta del alcalde de Bornos, Juan Sevillano, a...
Preparadas para la feria.
Tiene la Luna la suerte...

BPM en años anteriores, 1 de septiembre de 2013

Senderos
Más sobre los cines de antes.

BPM en años anteriores, 1 de septiembre de 2015
1ª Pre-Feria de Bar Titi, Sábado día 5 de Septiembre.
Del móvil de Fran. Amistades, afectos y complicida...
Bornos a Fernán Pérez, 1304.

Cartas Bornesas, 1ª.




Cartas Bornesas, Carta 1ª.
Telesforo de Trueba y Cosío
Obra varia
Estudio preliminar:Salvador García Castañeda.
Servicio de Publicaciones, Universidad de Cantabria.
Santander Junio de 2001.
Transcripción: M. Martel.

En cumplimiento de mi promesa me apresuro a participarte de mi llegada a este pueblo, después de haber pasado en el camino el miedo indispensable de ladrones y de tener molidos los huesos por el traqueteo de la calesa. Bornos es una villa de mil ochocientos vecinos, esta situada en una altura cerca del célebre Guadalete, cuyas aguas parecen ser el mayor atractivo del pueblo. Tiene tres conventos: uno de jerónimos, otro de descalzos y el tercero de monjas.

Sus habitantes son gentes exclusivamente dedicadas al campo, o, por mejor decir a nada, estando una gran parte del año con los brazos cruzados por no tener en qué ocuparse, de lo que nace el gran estado de miseria en que se hallan, miseria que sólo pude encontrar creencia en los ojos que la han presenciado. Esta miseria está seguida de su compañera inseparable la ignorancia y está, por supuesto, lleva tras de si sus dos hemanos predilectos, el fanatismo y la superstición.

De este modo, en las palabras miseria, ignorancia, superstición y fanatismo está encerrada la historia de Bornos y a penas encontramos un pensamiento, una sola acción de las que van a componer la materia de estas cartas, que no deban su origen a una de las cuatro palabras mencionadas, si bien no tiene relaciones con todas ellas.
El vicario, como es de suponer, es el cacique del pueblo y le manda y domina con aquel despotismo propio del eclesiástico que une a un celo indiscreto por la religión, la violencia de pasiones iracundas y un odio inextinguible a toda innovación que tienda a rasgar el velo a la ignorancia y a elevar a los hombres a un verdadero conocimiento de sus derechos naturales.

El aspecto de este hombre anuncia su carácter: la frente ceñuda, los ojos crueles y, hasta el vestido, todo indica lo que demuestran luego sus discursos. Lástima que este campeón de la fe no hubiera nacido algunos cuantos siglos atrás pues el furibundo GregorioV y el bueno de Inocencio III hallarían en él uno de sus mas acérrimos como también más útiles partidarios.

El alcalde y su hermano el prior de san Jerónimo, el guardián de san Francisco, el maestro de escuela y un boticario son, después del vicario, los personajes más conspicuos del pueblo no porque deban serlo, sino porque de hecho lo son, gracias a las opiniones que los ligan tan estrechamente los unos a los otros.

El pueblo es de los más serviles más netos que hay en toda España y para probarlo basta anunciar que, entre cerca de dos mil almas, solo se encuentran quince liberales.

En cuanto a lo material de Bornos, no tiene nada de particular pues aunque los alrededores son susceptibles de mejora, la miseria de los habitantes unida a su natural indolencia y abandono, permiten que los ojos no se recreen más que en la pintura de una vasta solitud sin señales de vida.

Todo el alimento de los borneses se reduce a un triste gazpacho, esto es, a un pedazo de pan mojado en un poco de sal, aceite y vinagre, a lo que algunos, por lujo añaden una cabeza de ajo. Con este refresco dentro del cuerpo se pasan los días enteros tomando el sol, cubiertos de unas capas de tela negra (los que las tienen), ofreciendo en todas partes el cuadro más lamentable de la miseria y gradación humanas.

Los borneses son generalmente toscos, insensibles a la gratitud, adictos al robo, devorados por la envidia y fanáticos, consecuencias naturales de la indigencia que los amaga y de la nebulosa ignorancia en que yacen sumergidos.

No me arriesgara a avanzar estas aserciones si, por desgracia, no tuviera pruebas con que corroborarlas, pruebas que verás en el discurso de mis siguientes cartas.
Adiós. Salud y pesetas.


R 2 de septiembre de 2008