lunes, 24 de julio de 2017

domingo, 23 de julio de 2017

BPM en años anteriores, 23 de julio

BPM en años anteriores, 23 de julio de 2008
Desde el Camino de Santiago, 3ª Etapa
Del tablero de fotos del Pub La Roca.
Camino de Santiago. 2ª Etapa.
Hace 20 años ya ...
Fotos antiguas del álbum de María Luisa.
Cincuenta años después.

BPM en años anteriores, 23 de julio de 2009

A propósito de jueces y políticos.
Para PAKITO,

BPM en años anteriores, 23 de julio de 2010

Festival Lago de Bornos.

BPM en años anteriores, 23 de julio de 2011

Del tablero de fotos del Pub La Roca.

BPM en años anteriores, 23 de julio de 2012

Mi punto de vista sobre el significado del vocablo cultura...

BPM en años anteriores, 23 de julio de 2013

La Monarquía Española. Fin de la serie.

BPM en años anteriores, 23 de julio de 2014

Los Ratones de la Alcantarilla

BPM en años anteriores, 23 de julio de 2015

Hace 20 años ya ...(En 2008, ahora 28)

BPM en años anteriores, 23 de julio de 2016
Carteles de las ferias de Bornos y Coto de Bornos ...

Fotos antiguas del album de Maria Luisa.

.
.
Hola Bornichos, os mando esas fotos que se que os van a gustar.
La primera es de unos bornichos que iban a los toros del Puerto.
La segunda es de una comida de final de curso de P.P.O. por los años sesenta y tantos, a ver si los conocéis.
Y la tercera es una reunión de amigos en la calle Puerto.
Un saludo Mª Luisa E.E
R 23 de julio de 2008













.
















sábado, 22 de julio de 2017

Ratones Coloraos de La Alcantarilla. Vicente y Paquito.

 Ratones coloraos de La Alcantarilla



Accidente en lo de Azuquita.

Esta tarde se produjo un choque entre dos coches en el cruce de calle Ancha con las calles Marimanzano y Cruz y Traviesa.
Uno de los vehículos implicados en el accidente se empotró contra la marquesina del Bar Azuquita.

Seguiremos informando.



Calle Sobrealta y Patio del Castillo. Fotos de hace unos añitos.

Fotos de hace unos añitos.
Calle Sobrealta, donde nací, y Castillo.
Juan Labrador



Viaje de Don Fadrique Enriquez de Ribera a Jerusalen

R 22/07/11
VIAJE DE DON FADRIQUE ENRIQUEZ DE RIBERA A JERUSALEN

                         Primera página del diario escrito por Don Fadrique en el viaje
    

            El Magnífico Don Fadrique, del que tanto se ha hablado ya en nuestro Blog, después de haber llegado a un acuerdo, muy trabajado, con los Jerónimos de Bornos y después de haber recuperado el pueblo, con todo su término y posesiones, decide hacer un viaje a Jerusalén. Un viaje de tal naturaleza sólo se lo podían permitir, contados caballeros cristianos que deseaban confirmar su fe en la Religión Católica.
            A nadie se le escapa que un viaje de esta naturaleza compuesto por una tropa de soldados todos a caballos, con lanzas adornadas con el gallardete alusivo a la casa a que pertenecían, presididos por  Don Fadrique y seguidos por un ejército de carros con víveres y todo lo necesario para hacer más llevadero el viaje en el que tendrían tantas vicisitudes. La fecha y los pormenores de la primera etapa se consignan en la primera página del diario que aparece arriba. Aunque no es difícil de transcribir, prefiero hacerlo en evitaión de pérdida de tiempo. Dice así:
            “A miércoles veinte y cuatro días del mes de noviembre año de mil y quinientos y diez y ocho años, después de comer que en llegando al Monasterio de Bornos dio las doce partimos del dicho lugar de Bornos y fuimos a cenar al Coronil que son cinco leguas.
            Otro día fuimos a Marchena que son otras cinco leguas.
            Otro día a Ecija que son seis leguas
            Otro día a la Rambla que son cinco leguas
           Otro día domingo a Castro del Rio, que son cuatro leguas. Desde aquí se volvió Don Bernaldo.
            El lunes fuimos a Lopera que (no se termina la frase en esta página)”

            Figuraos a este ritmo el tiempo que tardaron en llegar a Jerusalén, teniendo que atravesar toda España, bordeando la costa, Francia e Italia, donde la expedición alquila unos barcos con los que siguieron el recorrido. Sería largo de contar las vicisitudes que la expedición, llamémosle lo que fue realmente, peregrinación, tuvo que pasar en un viaje de estas características con los medios de entonces.
            Don Fadrique quedó, piadosamente impresionado con la visita a Jerusalén y, en la ciudad, a todos los lugares donde Cristo sufrió su sangrienta pasión, hasta tal punto fue así que midió la distancia que recorrió Jesucristo desde el pretorio de Pilatos hasta el monte Gólgota donde fue crucificado. Fue realmente el origen del primer via-crucis que, a su llegada a España, pondría en vigor Don Fadrique.
            La vuelta del Señor de Bornos, con sus criados, sus escuderos y sus lanzas abanderadas sobre corceles andaluces, tuvo lugar en Sevilla el 20 de Octubre de 1.520.
            Don Fadrique no perdió tiempo en medir la  distancia de lo que sería el primer Via-Crucis. La primera se midió en Bornos, y se estableció desde una cruz colocada en la Fachada del Convento de San Jerónimo hasta otra cruz existente en la carretera de Espera y denominada “Cruz de Esperilla”, ante la fachada de una grandiosa Ermita erigida en el año 1.672, a petición de Juan de Soto y Ana de Lucena.
            Por cierto esta ermita fue destruida en 1987 y, en su lugar, se ha levantado un monolito de cemento que mantiene una cruz, más o menos de la misma calidad artística
            El segundo Via-Crucis se midió en Sevilla, desde la Casa de Pilatos al humilladero existente en la Cruz del Campo.
            En un pequeño resumen este fue el viaje de Don Fadrique a Jerusalen. El viaje completo está reflejado en el manuscrito que se encuentra en el Archivo Histórico Nacional.

A.      Rodríguez Hidalgo



Noticias antiguas. Incendiarios. 22/ 07/1914


BPM en años anteriores, 22 de julio

BPM en años anteriores, 22 de julio de 2008
¡¡ NUNKA TE OLVIDAREMOS !!

BPM en años anteriores, 22 de julio de 2009

Rock Català: la progresía o Rock laietà.
Restauración y conservación de nuestro patrimonio....
Carnavales de principios de los sesenta.

BPM en años anteriores, 22 de julio de 2010

Kiosco desaparecido.
Actuaciones de verano de la PCF “La Alegría”.
El cesped del estadio Luis Vega.

BPM en años anteriores, 22 de julio de 2011

Actuaciones Peña Flamenca, verano 2011
Viaje de Don Fadrique Enriquez de Ribera a Jerusal...

BPM en años anteriores, 22 de julio de 2012

Restauración y conservación de nuestro patrimonio...

BPM en años anteriores, 22 de julio de 2013
La monarquía española. Alfonso XII, (II)

BPM en años anteriores, 22 de julio de 2015
Carnavales de principios de los sesenta.






viernes, 21 de julio de 2017

XXIV Noche Carnavalesca, 29 de Julio de 2017


Actividades Náuticas 2017


En recuerdo de Paquita la de Correos.

¡ ADMIRACIÓN!

Estampa que se queda,
momentos que se viven,
sabiduría que se anhela
personaje entrañable.

Paquita de correo, nuestra gran compañera,
en los senderos de tu caminar
sembraste bonitos recuerdos,
huellas imborrables.

Hoy todas tus compañeras hablamos de ello
y nos solemos preguntar ¿Por qué se fue? ¿Dónde está?
pues donde quiera que esté cosiendo estará.
En tu recuerdo te queremos dedicar,
este pequeño poema.
Sé que donde quiera que estés me vas a escuchar

De las aguas de la tierra,
la mejor la de mi pueblo,
y la virgen del Rosario,
la mejor virgen del cielo.
.
¿Qué es aquello que deslumbra allá en el universo?
¿Es estrella o es lucero?
Es Paquita caminado hacia el cielo.
Con tambores y platillos
sus compañeras la recibieron
MAY, ROSARIO, ROSALIA Y CARMEN.
Con una pancarta bien grande, anunciando nuestra asociación,
pues también existe en el cielo, por PAQUITA y para PAQUITA.

De tus compañeras que nunca te olvidaremos.
BEATRIZ LABRADOR.

R 21 de julio de 2008
.
.

BPM en años anteriores, 21 de julio

BPM en años anteriores, 21 de julio de 2008
En recuerdo de Paquita la de Correos.
Desde el Camino de Santiago.

BPM en años anteriores, 21 de julio de 2009

El Grupo Municipal Socialista da via libre a los p...
Anticipo de la Gran Noche Carnavalesca de Bornos.
Renacen Los Veteranos.
BPM Informa. Sobre los comentarios anónimos.
Nota del Grupo Municipal Socialista de Bornos.

BPM en años anteriores, 21 de julio de 2010

Culebrón total.

BPM en años anteriores, 21 de julio de 2011

Festival Lago 2011
Desde el Camino de Santiago.
Hoy Pleno Ordinario. Nota informativa.

BPM en años anteriores, 21 de julio de 2012

A propósito del cuadro "Traslado del Señor al sepu...

BPM en años anteriores, 21 de julio de 2013

La Monarquía Española. Alfonso XII (I)

BPM en años anteriores, 21 de julio de 2015

Asamblea abierta para informar al pueblo del primer mes de gobierno municipal.

BPM en años anteriores, 21 de julio de 2016
La Policía Local de Bornos detiene a una persona q...
Festival Lago 16

jueves, 20 de julio de 2017

BPM en años anteriores 20 de julio

BPM en años anteriores 20 de julio de 2008
Recuerdos del colegio, curso 73-74.
Bornos en la Baja Edad Media, VIII.
Aquellos duros antiguos.

BPM en años anteriores 20 de julio de 2009

El Ayuntamiento ultima las gestiones para abrir el camping...
Peña motera “Los Estraviaos”

BPM en años anteriores 20 de julio de 2010

Estadio Municipal Luis Vega.

BPM en años anteriores 20 de julio de 2011

Velada de Santa Ana
Homenaje a a Curro El Lona
Coraje
Nota de prensa de la UD Bornense
¡¡¡Gracias por vuestros cuidados!!!

BPM en años anteriores 20 de julio de 2012

La maledicencia
ESPAÑA NO DEBE PAGAR

BPM en años anteriores 20 de julio de 2014

El Quintero de la Alcantarilla

BPM en años anteriores 20 de julio de 2015

Desayunando esta mañana al amanecer.
Aquellos duros antiguos.

BPM en años anteriores 20 de julio de 2016
Recuerdos del colegio, curso 73-74.



miércoles, 19 de julio de 2017

Bornos. X Certamen de Poesía María Luisa G. Sierra. Bases.


Excmo. Ayuntamiento de Bornos
NOTA DE PRENSA

17 de julio de 2017 





BASES DEL X CERTAMEN DE POESÍA MARÍA LUISA GARCÍA SIERRA 

La Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Bornos, a cargo de Mª José Lugo, ha organizado el X Certamen de Poesía Mª Luisa García Sierra por segundo año consecutivo, tras el parón que había experimentado en los últimos años. 

Las bases son las siguientes:

 1. Podrán concurrir todos los escritores de habla castellana, excepto los primeros galardonados en las ediciones anteriores de este Premio.

 2. Las obras serán inéditas y no premiadas en otros certámenes, con una extensión mínima de 500 versos y máxima de 700, impresos a doble espacio por una sola cara y por quintuplicado. La temática y el estilo serán libres.

 3. Los originales no irán firmados, se presentarán con un título y acompañados de un sobre cerrado que contenga: Título de la obra, Nombre y apellidos del autor, Dirección, teléfono, e-mail, Fotocopia del D.N.I.

 4. El plazo de admisión de originales comienza con la publicación de las presentes bases, y finalizará el 27 de octubre de 2017. Las obras serán remitidas a la Delegación de Cultura del Excmo. Ayuntamiento de Bornos, Plaza Alcalde José González s/n 11640 Bornos, Teléfono 956712011/34 Los originales no premiados podrán ser retirados en el plazo de dos meses, personalmente o por medio de persona autorizada; transcurrido dicho plazo, serán destruidos.

 5. Se establece un único premio consistente en la publicación de la obra, de la que se entregarán al autor 100 ejemplares y Roseta conmemorativa. A juicio del Jurado, el premio podrá declararse desierto, así como establecer una o varias menciones especiales.

 6. La composición del Jurado se hará pública al momento de la adjudicación del premio, siendo su fallo inapelable, que se emitirá en el mes de enero de 2018.

 7. La entrega del Premio será en la Feria del Libro de Bornos de 2018.

HACE 1306 AÑOS TUVO LUGAR EN BORNOS LA BATALLA DEL GUADALETE


La Batalla del Guadalete, entre el 19 y el 26 de julio de 711.



. .
WIKIPEDIA.
La Batalla del Guadalete es el nombre con el que se conoce una batalla que, según la historiografía tradicionalmente admitida, basada en crónicas árabes de los siglos X y XI, tuvo lugar en España entre el 19 y el 26 de julio de 711 cerca del río Guadalete (en Bética, España) y cuyas consecuencias fueron decisivas para el futuro de la Península Ibérica. En ella el rey godo Rodrigo fue derrotado y probablemente perdió la vida a manos de las fuerzas musulmanas comandadas por Táriq Ibn Ziyad. La derrota fue tan completa que supuso el final del estado visigodo en Hispania.
Algunos estudiosos contemporáneos negaron la ubicación tradicional de la batalla y sostuvieron que tuvo lugar entre Medina Sidonia y la laguna de La Janda, lo que hizo que en tiempos más recientes se haya conocido también como Batalla de la laguna de La Janda o del río Barbate. Sin embargo, Sánchez Albornoz, que reconstruyó los hechos a partir de los archivos cristianos y las crónicas árabes, aportó nuevos datos y testimonios que respaldaban que Wadilakka era efectivamente el río Guadalete, cerca de la despoblada ciudad de Lacea, precisamente donde los antiguos habían situado el encuentro bélico.
..

Entradas publicadas en BPM
sobre la Batalla del Guadalete.

Viernes 15 de agosto de 2008
Guadalete, Wadi Lakka, río de Lacca.
A. Benítez.
.
Atención para los amantes de la Historia de Bornos.
Tengo en mi poder una investigación de Manolo Barra, aún inédita y no editada, en la que se habla de la Batalla del Guadalete y su ubicación. Es más, da por seguro (siempre con pruebas constatables) de que Bornos era la antigua ciudad de Calsena, CAPITAL POLÍTICA DE LA REGIÓN DE SIDONIA , y que en sus alrededores, no muy lejos, estaría la ciudad de Lacca, lugar donde se ubicó la Batalla del Guadalete (Wadi Lakka, río de Lacca). Además, vienen algunos ejemplos de autores importantes que defienden el lugar de la explanada de Bornos (hoy pantano) como lugar de la Batalla.
Es increíble como Manolo Barra habla de los escritos de Sánchez Albornoz (uno de los historiadores más notables de España) y le rebate con tanto acierto.
Pronto pondré este trabajo de don Manuel Barra en Bornichos por el Mundo para que abramos a debate esta revolucionaria investigación y posible nueva etapa de la historia de Bornos, puesto que la Batalla del Guadalete fue tan importante en la Historia de España que fue la contienda en la que sucumbió el reino visigodo.
A. Benítez.
.
Viernes 15 de agosto de 2008
Nuestro río del Olvido.
Alberto Manuel Cuadrado Román.

El historiador Claudio Sánchez-Albornoz, en sus Estudios Polémicos escribió que “…Táriq y Rodrigo lucharon en el Wadi Lakka, o lo que es igual, en el Guadalete…”. Para ello enumera a los historiadores y cronistas árabes en los que basa su afirmación (al-Waqidi, Ibn Habib, Ahmad al-Razi, Ibn al-Qutiya, Ibn Hayyan, Ibn al-Ator, Ibn al-Abbar, Ibn Idari, al-Nuwayri, Ibn al-Jaatib, al-Himyari y al- Maqqari).
Parece evidente que la llamada “Batalla de Guadalete”, ocurrió en un lugar llamado Wadi Lakka. Y el propio Sánchez-Albornoz afirmaba: “…es anticientífico rechazar su testimonio sin alegar una sólida razón…”.
La frase de Sánchez-Albornoz se inscribía en una polémica histórica en la que algunos autores (Vallvé entre otros) defendían que dicha batalla no había tenido lugar en esta parte de la península, sino en otro lugar (en Murcia, Sangonera).
No obstante, un de las claves está, en mi opinión, en si el Wadi Lacca y el Guadalete son, o no, un mismo río: el escenario principal de la batalla que selló el destino de la Hispania visigoda. Personalmente opino que no, que se trata de dos ríos diferentes y de dos nombres distintos y trataré de demostrarlo, lo más “científicamente” posible.
Emil Hübner, epigrafista y arqueólogo, autor del Corpus Inscriptionum Latinarum, escribió en 1900 una misiva a la Real Academia de la Historia en la cual ponía en duda que se tratara de un mismo río: “…Lacca… conservado en el del río Guadi Lacca o Guadalaque de los Árabes, el célebre Guadalete. Propongo esta confrontación con toda reserva, no pudiendo juzgar ni sobre la autenticidad de la forma árabe, ni sobre la posibilidad de su transformación en el nombre actual… Berlín, marzo de 1900”.
José Antonio Conde, conservador de la Biblioteca Real, fue un consumado arabista que realizó numerosas traducciones de antiguos manuscritos. En 1799, compiló una serie de crónicas del geógrafo del siglo XII al-Idrisi, en un libro que tituló Dikru al-Ándalus, Descripción de España de Xerif Aledris, conocido por el Nubiense. Este geógrafo e historiador musulmán, nacido en el año 1100 d.C., en Ceuta, hizo una compilación de otras crónicas, sin duda muy anteriores. Pero su mayor aportación fue un inmenso mapamundi, único en su época, compuesto de 70 mapas, la Tabula Rogeriana, probablemente inspirado en la obra de Ptolomeo. La crónica del al-Idrisi recoge el testimonio de otro autor, Alketib, o Ben Alketib, o Ben Alcutia. Este gramático, de la corte de Abderramán III (912 d.C.), escribe: “…salió contra las hueste musulmanas, y peleó con ellas Edhrik, rey de Arrum, y fue con él el combate sobre NAHR-LED de los términos de XERIS, y fue muerto en ella, y se consiguió la conquista del Ándalus…”.
Edhrik es, desde luego, Rodrigo; Arrum significa Grecia (genéricamente, todo lo occidental); Xeris es Jerez y el término Nahr significa río. Por tanto, tenemos una crónica árabe que habla del río LED. Parece obvio, como vimos la semana pasada, que el hidrónimo Led está relacionado con la raíz griega de la palabra Lethe (Olvido), y por tanto, se refiere al nombre antiguo propio de dicho río. Pero no es la única crónica en que aparece dicho nombre.
La Crónica de Ahmad ibn Muhammad al-Razi, hacia el año 950 d.C., más conocida como la Crónica del Moro Rasis, es la segunda fuente escrita que apoya la preexistencia en la zona de un río con el nombre de Guadalete. Esta crónica, cuyo original se ha perdido, es citada por el arzobispo Rodrigo Jiménez de Rada. Conservamos de ella una traducción castellana de principios del siglo XV. Dice lo
siguiente: “…et el término de Xerez Sadunia…et dende nace un rrio que llaman Let…”.
Del relato de Rasis se hace eco también el padre Martín de Roa, quien en su libro Santos Honorio, Eutichio, Estevan, Patronos de Xerez de la Frontera. Nombre, Sitio, Antigüedad de la Ciudad…año 1617 escribe: “…e nace un río que llaman Lec…”. Y añade en una nota al margen “…El Códice de Toledo dize Let, que es Lete, o Guadalete…”.
El Códice de Toledo también es conocido como la Historia Gótica y el Cronicón Toledano. Su verdadero nombre es De rebus Hispaniae y es obra del arzobispo de Toledo Rodrigo Jiménez de Rada, en el siglo XIII, hacia 1243. Y dice lo siguiente: “…Vino (el rey Rodrigo) con su ejercito para resistir a los moros y llegó al río Guadalete, que está cerca de Asidona, la cual ahora se llama Jerez…”.
El padre Enrique Flórez en su España Sagrada, escribe el nombre del río como “Les”. Y no sólo eso; además Martín de Roa añade lo siguiente: “…En la Universidad, i la Santa Iglesia de Toledo, ai otros dos Codices antiguos, q cótienen lo mismo, i en otro de la dicha Iglesia, no bien copiado a lo que parece, dize desta manera…e del nace un rio que llaman Ler…”.
Así pues, en todos estos testimonios (los aquí presentados y los aludidos en esos mismos documentos) aparece escrito o bien “Guadalete”, o bien un nombre semejante al griego “Lethe” (según el caso, Let, Les, Lec, o Ler
Entonces ¿por qué se perdió el nombre original del río tras la conquista árabe? Como vimos arriba, el historiador Sánchez-Albornoz afirmaba que la “batalla del Guadalete”, ocurrió en “Wadilacca”, o lo que es lo mismo en “El Río del Lago” o el río de la ciudad de Lacca, hoy Los Llanos de Caulina, zona situada a unos cinco kilómetros del centro del actual Jerez de la Frontera. Una posible explicación es que los árabes asociaran el nombre del teatro principal de la batalla (Wadilacca) al nombre del río principal de la zona (Guadalete) por razones de proximidad geográfica, ya que el Salado de Caulina desemboca en el Guadalete. De esta manera en las crónicas posteriores sólo aparece el nombre del río Lakk como el río más importante de la zona, por ejemplo la Crónica de Ibn Saíd.
La prueba es que, cuando el Guadalete recuperó el nombre, siguió existiendo en la zona un río con el nombre de Wadilacca, el Badalac. A este respecto, en el artículo publicado en esta misma sección el pasado 6 de octubre, “De Lacca a los Badalejos. Las claves de un enigma”, aportábamos un interesante mapa del año 1754, del historiador Bartolomé Gutiérrez, con la localización del río Badalac. Igualmente esclarecedor es lo que escribe Sebastián de Covarrubias en su Tesoro de la Lengua Castellana, del año 1673, refiriéndose al Guadalete: “…Abraham Ortelio dize afsi. Est in Betica fluviolus, hodie Guadalete, dictus a Mauris Badalac…”; esto es, el geógrafo y cartógrafo flamenco Abraham Ortelius, conocido como el Ptolomeo del siglo XVI, en su famoso Theatrum orbis terrarum escribe: “…Hay un río en la Bética (Andalucía), hoy Guadalete, llamado por los moros (Mauris) Badalac…”.
En cuanto a Lakka o Lacca, saber que en el Mons Testaceus (el monte de los tiestos) en Roma, es una colina de más de 30 metros de altura formada por los restos de las ánforas que llevaron los productos de la Bética a la capital del Imperio. Allí es donde se encontraron una docena de ánforas en cuyos tituli picti (sellos) aparecía una misteriosa inscripción: Lacca.
La otra noticia que nos ha llegado de esta misteriosa ciudad nos la da el cronista al-Himyari, que habla de una ciudad en ruinas, cerca de Sidona (Saduña), fundada por César Augusto (Octavio), cerca de una fuente termal, a orillas del río del mismo nombre donde se enfrentaron Tárik y Rodrigo, el "Río del Lago" ("Wadilakka" o "Wadilacca").

Alberto Manuel Cuadrado Román.

Y para seguir atando cabos...
En la "Historia de España Antigua y Media", de D. Luis Suárez Fernández, se dice:
" La batalla decisiva, en donde se consuma la «pérdida de España», tuvo lugar el 19 de julio de este año (711) a orillas del río que los cronistas musulmanes llamaron Wadi-Lakka y que Sánchez Albornoz identifica, sin la menor vacilación, con el Guadalete y con un lugar cercano a Arcos de la Frontera, en donde se alza el cortijo de Casablanca.

La toponimia actual, Bornos, es muy sugerente, Menéndez Pidal la relacionó con la raíz presente en el teónimo Bormanico, divinidad de las aguas termales de la que aparecen dos inscripciones en Caldas de Vizella, relacionable con el dios galo de las aguas termales Borvo; lo que plasmaría el carácter termal de la localidad. En el lugar llamado Fuencaliente (o Fuente de la Sarna) se localiza un enclave romano con el que se puede hipotéticamente relacionar la aparición de dos esculturas de Ninfas, pero del posible balneario romano y sus estructuras no existen datos.

G.Chic sitúa muy cerca, en el Cortijo de Casablanca, la ciudad antigua de Lacca de la que por fuentes medievales se sabe que poseía un manantial termal utilizado para fines curativos.

Bornichos.


Y más...BPM 16 de marzo de 2012



   "El lugar del lago donde se dio la batalla es sin duda la entrada por Bornos a la serraría, donde había un lago también; el que recuerda Gómez Arteche se formaba entre Bornos y la Sierra de Santicar."

   Ricardo Burguete Lana 1871-1937. Militar, filósofo y académico correspondiente de la Real Academia de la Historia. (https://es.wikipedia.org/wiki/Ricardo_Burguete)


     
     
.


.

BPM en años anteriores, 19 de julio

BPM en años anteriores, 19 de julio de 2008
Carnaval de Bornos 1976.
De mi caja de zapatos.
CP San Juan de Ribera, Obra.

BPM en años anteriores, 19 de julio de 2010

VIII Ruta de las Figurillas.

BPM en años anteriores, 19 de julio de 2013

CAT Lago de Bornos. Apertura de actividades.

BPM en años anteriores, 19 de julio de 2015

Aprobada la subvención para la recuperación de la Logia.

BPM en años anteriores, 19 de julio de 2016
De mi caja de zapatos (Regatas).




martes, 18 de julio de 2017

Noticias antiguas, Pobreza 1926, Coto 1940, Pantano 1954.

Continuación de

LA VANGUARDIA. 18/07/1926

Lamentable estado de pobreza en Bornos, 1926.


El caso de Bornos
Un botón de muestra

Continuemos el comentario sobre «El caso de Bornos», puesto a luz por la nota de su alcalde y del artículo de Luis Bello, publicados en la prensa madrileña.
Ellos nos han dicho que la Naturaleza ha sido pródiga en toda clase de dones con el gaditano pueblo de Bornos; pero que la mayoría de sus 7.000 habitantes, a pesar de esos dones espléndidos, «atraviesa un lamentable estado de pobreza». Y todo español amante de su país y deseoso de contribuir al progreso de éste y al bienestar de sus conciudadanos, se pregunta, a la vista de esos dos datos contradictorios : ¿Por qué aquellos infelices habitantes de Bornos --labriegos de quienes Costa dijo que su desdicha consiste en que durante toda su vida, un año tras otro, no ven anochecer un día en que se encuentren hartos de pan -- viven miserablemente un en país con quien la Naturaleza ha sido tan generosa?
Esta otra cláusula de la nota publicada por el alcalde, nos pone en la pista de esa causa. «Allí — dice — no existe clase media; allí hay solamente unos cuantos señores con inmenso capital, y el resto de la población vive en un lamentable estado de pobreza.» ¡Ay de los pueblos cuya composición social llega a ese punto, divididos sus habitantes en una escasa minoría de potentados y en una multitud inmensa de menesterosos, a quienes su propia miseria condena a la ignorancia, al dolor y a la desesperación o al envilecimiento abyecto que, apagadas las luces espirituales, confina al hombre en los linderos de la vida animal!

De una composición social así puede temerse todo: el disturbio, la rebelión y el aniquilamiento. De esa composición social surgieron en otro tiempo la «mano negra» y el bandolerismo andaluz; como surgen los agotamientos de la provincia, las emigraciones en masa, la postración de todas las energías de la mente y del corazón, que es forzoso desplegar para que los pueblos ocupen un sitio preeminente entre las naciones, victoriosos en la ruda competencia a que obliga la civilización contemporánea.

Una composición social análoga a esta de Bornos existía en la Rusia de los zares y en el Méjico de Porfirio Díaz. De los peligros que encierra, la historia reciente nos habla con elocuencia. Afortunadamente, la composición social del conjunto de nuestro país no es la del pueblo de Bornos y de otras comarcas extremeñas o andaluzas. Muchas regiones de España conservan aún gran parte de aquella clase media que se formó al través de las vicisitudes y agitaciones del siglo XIX. Y esa clase media, mientras no se ve muy angustiada y afligida económicamente, es elemento de conservación social por excelencia, suficiente para impedir los desmanes y desenfrenos de las masas desheredadas. Mientras haya clase media, hay tregua suficiente para realizar de modo reflexivo aquella reforma de la organización y de la vida sociales que puede conducir un pueblo a la paz verdadera, que es la asentada sobre la íntima satisfacción de los ciudadanos y sobre su sentimiento de solidaridad. Pero aquellas porciones del país donde la clase media ha desaparecido, son partes muertas de la patria que tenemos el deber de resucitar.

Pero ¿por qué no hay clase media en Bornos? ¿Por qué no hay allí más que unos cuantos ricos y un rebaño de míseros braceros? ¿Qué se hace de esas generosidades de la Naturaleza, de esas bondades y misericordias de Dios para con sus hijos de Bornos? ¿Por qué éstas no rinden el fruto necesario para que, pues la Naturaleza ha sido próvida, los habitantes de Bornos gocen, mediante su trabajo, de un suficiente bienestar? También nos lo dice el alcalde y nos lo certifica Bello.
 « Su término municipal es de 5.257 hectáreas, y de ellas 2.012 son del Excmo. Sr. Conde de X.»

X. ¿Qué nos importa el nombre? No se escriben estos comentarios para zaherir a persona alguna, sino para poner de relieve, con fuerza bastante para que penetre en los espíritus, la causa de un mal, y mueva a su remedio; él régimen agrario, que es causa del empobrecimiento de extensas y privilegiadas zonas de la patria, y de la miseria, ignorancia y aun abyección física y mental de parte de nuestros compatriotas, cuyo concurso y fuerzas nos son necesarias para hacer de la España que amamos aquel pueblo y aquel país que llevamos en nuestra mente encendida por el patriotismo.

No importa el nombre. El Excmo. señor conde de X. no es culpable de ese régimen agrario. Probablemente será también una excelentísima persona. Es un factor en un sistema creado por los siglos y que no nos esforzamos en modificar de modo justo y conveniente; aunque él, movido por un sentimiento generoso, renunciara a su propiedad o imitara el ejemplo de algunas otras personalidades de gran relieve social que han distribuido tierras, no remediaría nada mientras el sistema subsista; porque fuerzas sociales muy poderosas trabajan continuamente para reconstruir esas grandes propiedades, y, además, porque la renuncia de unos cuantos de nada serviría; el daño es muy grande; unos terrones de azúcar no bastan para endulzar el agua del mar.

Mas con ese dato ya sabemos, sin duda ninguna, qué es lo que pasa en Bornos y por qué la mayoría de sus 7.000 habitantes, aun queriendo trabajar, y necesitando trabajar, tienen que padecer miseria, sin que estén al alcance de sus manos y de su trabajo las mercedes que Dios les ha prodigado. Es que la naturaleza, a causa de este defectuoso régimen agrario, ha sido generosa, no con el pueblo de Bornos, como dice el alcalde, sino con el Excmo. Sr. conde de X. Es indudable que la intención de Dios fue hacer partícipe de sus generosidades a todas sus criaturas vivientes en Bornos. No se sabe de que Dios estableciera ni en Bornos ni en ninguna parte ningún coto de caza con carteles que dijeran, en nombre del Ser Providente y Todopoderoso, padre común de los pobladores de este valle de lágrimas: «Coto de caza reservado para el excelentísimo señor conde de Tal».

El régimen agrario español no es derecho divino, ni se halla trazado por la mano de aquel Señor ante cuyos designios los creyentes doblan su cabeza e hincan sus rodillas para acatarlos. Cuando las masas socialistas, movidas por el sentimiento de su infelicidad, se revuelven contra la injusticia que sufren y achacan la responsabilidad de ésta a las leyes providenciales, cayendo en la impiedad, en la blasfemia o en el ateísmo, se equivocan, y sobre privar a gran número de seres de aquella suprema consolación que proviene de la fe, inician un camino extraviado para la reforma social. El régimen agrario, repito, no es de derecho divino; es consecuencia de arreglos y disposiciones humanas. No es la obra de Dios; es la obra nuestra, de nuestros gobiernos, de nuestras leyes. Cuando Dios derrama sus mercedes sobre un país, su propósito evidente no es excluir a nadie de la justa participación en el disfrute de «esas mercedes».

Somos nosotros quienes lo hemos arreglado de otra manera. Nosotros lo hemos dispuesto de tal modo, que aquella mayoría de habitantes resulta excluida de ese disfrute; y, como consecuencia de ello, que en vez de ser ciudadanos vigorosos espiritual y físicamente, ilustrados, ardientes en la consideración y defensa de los intereses ds la colectividad a que pertenecen, instrumentos de la humanidad para la conquista de la ciencia, de la cultura y de la justicia, sean, a pesar de las cualidades ingénitas de la raza, lo que son: pobres labriegos sin más horizonte que el jornal del día y cuyo espíritu se levanta sobre las necesidades físicas a poca más altura que el embrionario pensamiento de las reses que ellos apacientan o guardan.

¿Cómo lo hemos arreglado? Bornos nos lo dice de tan expresiva manera que excluye toda posibilidad de ignorancia. De las cinco mil hectáreas de su territorio, cuatro mil son exclusivamente de un dueño, que, ¡Naturalmente!, no es vecino de Bornos ni tiene por qué estar allí. Esa parcela patria de cincuenta kilómetros cuadrados no sirve al bien y la prosperidad de ésta; es decir: no cumple con los deberes que van anejos a cada pulgada del territorio patrio, deberes que corresponden a los que nosotros tenemos para con ella, y al incumplirlos, nos defrauda.

Porque los hijos de Bornos y los demás hijos de España, desde Tarifa al Pirineo, tenemos la obligación de defender con nuestra sangre y nuestras vidas esa parcela, apenas algo o alguien amenace el tranquilo disfrute de su privilegiado poseedor. Y ella, sin embargo, no es instrumento para el bienestar de quienes están obligados a su defensa, sino que está reservada para el deleite y provecho exclusivo de aquel actual poseedor y de sus sucesores por los siglos de los siglos, hasta el enfriamiento definitivo del planeta.

Tal es, por lo menos, nuestro designio. Aunque puede aventurarse la profecía, sugerida por la contemplación de la Historia, de que, acaso, las generaciones venideras no quieran respertar ese designio nuestro, encontrando injusto y hasta ridículo que los efímeros moradores de hoy de esta giratoria esfera lanzada por los espacios, a la cual abandonarán en breve, hayan resuelto para toda la eternidad el destino del planeta, dándoselo en monopolio perpetuo e irrevocable a los descendientes de unos cuantos escogidos actuales, inquilinos de primera clase en la Tierra, de la cual los hombres, por mucho que hagan, no podrán ser sino lo que Dios quiso que fueran simples usufructuarios, a quienes la muerte se encarga de desalojar.

BALDOMERO ARGENTE.





 Compra de las tierras para el Coto, 1940









Obras del pantano 1954