viernes, 8 de julio de 2016

Los bornichos, rápidos y limpios en el encierro de ayer

       Una manada de toros de la ganadería de Fuente Ymbro, que se ha ido estirando en el recorrido hasta romperse en la calle Estafeta, ha creado emoción en el primer encierro de los sanfermines de 2016. El encierro, de dos minutos y veintiséis segundos, ha sido limpio aunque se han registrado al menos cuatro traslados por traumatismos y contusiones al          Complejo Hospitalario de Navarra. El momento de mayor tensión se ha vivido en el tramo de Telefónica, pocos metros antes del callejón de acceso a la plaza, donde varios toros han arremetido contra el vallado y los mozos que estaban en la zona.


Ganadería "Fuente Ymbro"

Las vacas de vientre de esta ganadería pastan en la dehesa de La Soucedilla-Los Ojuelos, en la Sierra del Calvario en Bornos. Allí paren a sus becerros que, meses más tarde, son trasladados a la finca Fuente Ymbro de San José del Valle de donde volverán a los dos años para ser tentados.

Desde los primeros momentos, esta ganadería empezó a dar unos frutos espectaculares, por la calidad de los novillos que se lidiaban. Así que los indultos empezaron a llegar uno tras otro.
Los de Fuente Ymbro han participado en siete ocasiones en San Fermin, no se pierde ninguna cita desde que irrumpió en la fiesta en el año 2005.

No hay comentarios: