domingo, 14 de mayo de 2017

Iglesia de San Sebastián.


        Según fray Pedro Mariscal de San Antonio, ilustre monje del convento jerónimo de Bornos, en el libro Historia de Bornos y su Comarca (1731) nos cuenta que la Iglesia de San Sebastián "es la iglesia más antigua que hubo en esta villa, porque, según tradición de unos en otros, era ésta la antigua iglesia parroquial cuando tenía pocos vecinos el pueblo...y ayuda a persuadir esto el encontrarse dentro del recinto amurallado de esta villa".

      No se conoce el origen exacto de la fundación de este edificio, pero, por testamento de doña Isabel de Torres, sí sabemos que ya existía antes de 1539. Lo que sí se sabe con certeza es dónde se hallaba ubicado dicho hospital e iglesia. El Padre Mariscal nos dice que "dista pocos pasos de la actual parroquia" y, por unas escrituras de unas casas propiedades de los hermanos Armario Narváez, se sabe que las susodichas moradas de estos señores "hacen esquina con la calle de la Peña y, por otro lado, con el hospital y ermita de San Sebastián".

       Existió en la iglesia-hospital una Hermandad de San Sebastián, la cual tenía como fin "acoger de noche a enfermos, pobres y mendigos a quienes la necesidad trae de puerta en puerta por los pueblos". La Hermandad desapareció antes que la iglesia.

      Pascual Madoz dice en su diccionario geográfico (1845-50) que "en Bornos existió una Ermita que fue de San Sebastián, arruinada". Es decir, a mediados del s. XIX aún existía.

       En conclusión, la iglesia de San Sebastián era la más antigua que tenía Bornos, se sabe que existió mucho antes de 1536, se encontraba en la calle de San Sebastián –calle que sigue dándole su nombre-, y estaba ubicada justo antes de llegar a la esquina de la calle de la Peña, no la casa de la esquina, sino las dos aledañas: Una era el hospital y la otra la ermita.

A. Benitez.


R 14 de mayo de 2008

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La foto es de los años 70.

A. Benítez.

Eduardo Herrera dijo...

Viendo la foto recuerdo que mis padres alquilaron cuando llegaron al pueblo una gran casa a la altura de donde indicas, no se decirte si a la altura del hospital o bien la iglesia, por lo visto tenía un gran patio con un pozo y alrededor un monton de habitaciones. Lo cierto es que salieron pronto de ella debido a cierto incidente con un señor de sombrero ancho y capa antigüa que apareció y desapareció en el soportal sin dar más explicaciones y el correspondiente susto.
Un abrazo Antonio.