miércoles, 1 de marzo de 2017

La Batalla del Lomo del Judío

HISTORIA DE LOS REYES CATÓLICOS D. FERNANDO Y  DOÑA ISABEL
ESCRITA POR EL BACHILLER ANDRÉS BERNÁLDEZ,
Cura que fué de la villa de los Palacios, y Capellan de D. Diego Deza, Arzobispo de Sevilla.
CAPITULO LVII
DE LA BATALLA DEL LOMO DEL JUDÍO QUE VENCIERON LOS CHRISTIANOS DE UTRERA.

Año de 1482.


Viérnes primero dia del mes de Marzo año susodicho de 1482 que fué un dia despues de la toma de Alhama, acaeció que los caballeros de Utrera que quedaron en guarda de la tierra, los cuales fueron cuarenta y ocho, todos los mas ancianos, mas viejos que mozos, los cuales sabida la nueva que entraban los moros, que como tenian á Zahara, no eran sentidos muchas veces fasta que corrian; é por esto fuéronse á Bornos, llevando por Capitan al Alcaide de Utrera, Gomez Mendez de Sotomayor, é juntáronse con algunos caballeros muy pocos que ahí estaban é con algunos peones, é estando en Bornos el dicho viérnes de mañana, amanecieron los dichos moros de Ronda é de su tierra sobre ellos, los cuales eran doscientos y sesenta de á caballo los que allí vinieron, é algunos peones, é el personaje dejáronlo en la Sierra, é corrieron el campo de Bornos é de Espera, é de Sevilla, é recojieron cuanto ganado hallaron, é los pastores que pudieron haber, en que llevaban once mil cabezas poco mas ó menos, íbanse poco á poco con ellas que como no habia gente que eran idos á Alhama no habia quien se lo contradijese. É desque esto vieron los christianos que estaban en Bornos los cuarenta y ocho de Utrera é diez de á caballo del mismo lugar, é de Arcos seis de á caballo, de Espera otro de á caballo, que fueron todos setenta y dos de á caballo con los Alcaides de Utrera Sotomayor, é Matheo Sanchez Alcaide de Bornos, todos los mas hombres viejos canos, salieron á trecho de los moros con obra de treinta peones y fuéronse en pos de ellos fasta el cerro que dicen el Lomo del Judío á dos leguas de Bornos; é allí los moros desque vieron tan poca gente, habido su consejo, diciendo que tambien los podrian llevar corno la Cabalgada, volvieron sobre ellos pensando que les fuirian; é los christianos desque los vieron venir, ficiéronse un cuño y apretáronse, é pusieron los peones á  un  cabo, y esforzáronse los unos con los otros, diciendo unos á otros que todos ficiesen como buenos que Dios, é la Virgen Santa María é el Apóstol Santiago les ayudarian; y los Alcaides ambos eran hombres esforzados, y esforzaron mucho la gente é pusiéronla en órden, y apretáronse mucho todos, puestas sus lanzas de encuentro; y los moros viniéronse para ellos, y queriendo encontrarse soltaron los moros tres espingardas á caballo facia los christianos, é non les ficieron daño; arremetieron los unos con los otros diciendo los christianos Santiago, é rompieron los unos en los otros; los peones se estuvieron quedos fecho adarbe con las puntas de sus lanzas que les non pudieron entrar; é volvióse la pelea; mas los christianos horadaron luego la batalla de los moros andando muy apretados, é acaudillados, é dieron vuelta otra vez sobre ellos, derribando é matando muchos. Los peones desque vieron derribados muchos moros, comenzaron de matar é ayudar á los suyos. Los moros como vieron tantos caidos de ellos é los christianos en su vigor, comenzaron de huir vencidos, é muertos, é desbaratados; los christianos siguieron el alcance gran rato, é fueron muertos mas de cien moros y cautivos no mas de tres, é murieron cuatro christianos, tres de Utrera, y uno de Arcos; y volvieron todo el ganado que llevaban los moros, é cojieron el campo en que ovieron noventa caballos é muchas armas, é volvieron toda la presa que los moros llevaban, é tornaron con mucha honra á sus casas, é repartieron la presa por todos los que allí se hallaron y pelearon. Este año fué Juan de Vera, fijo del Comendador Diego de Vera enviado á Granada por Embajador, é estando en la Alhambra ovieron unos moros disputa de cosas de la fé, é un moro Venzerraje, dijo que nuestra Señora la Virgen María, no quedó Virgen despues que parió á Nuestro Señor Jesuchristo, y Juan de Vera dijo que mentia, y lo hirió con la espada en la cabeza, é el Rey D. Fernando se lo agradeció mucho é le dió mercedes.

No hay comentarios: