martes, 28 de febrero de 2017

Un verano en Bornos, Carta vigesimoprimera (II)




"...¡Oh Bornos, teatro de grandes eventos y punto de reunion de hombres estraordinarios! aqui se ve un príncipe encantado en jardinero que no se quiere desencantar. Un don Pio con alma y sin cuerpo, y un don Bonoso con cuerpo y sin alma. Un comandante que conoce á todo el mundo y que nadie conoce. Una jóven salvada de la muerte por un héroe que no se enamora de ella; una infidelidad fulminante como el rayo, á la que sigue sin intérvalo un arrepentimiento estrepitoso como el trueno. ¡Vamos, que este verano en Bornos será entre los veranos una notabilidad!..."





No hay comentarios: