sábado, 11 de febrero de 2017

Un Verano en Bornos. Carta duodécima (II)


"... El profundo sentimiento que tengo, Luisa mía, y que oculto á mi buena madre cuanto puedo, es estar comprometida a casarme con un hombre que no solo no me ama, sino que tan poco aprecia mi cariño y mi persona. Es la sola vez que este cruel secreto saldrá de mi boca; triste es confesarlo, pero á la vista está que solo tiene apego al dote que me da mi padre, ¡ojalá no me lo diera!..."






No hay comentarios: