miércoles, 6 de mayo de 2015

De cagarrutas a cagajones.

Aunque es habitual y estamos acostumbrados no nos deja indiferentes y nos entristece ver bestias atadas pastando por la zona del embarcadero. Después de unos días, cuando acaban la hierba a su alrededor, se les cambia de sitio y así, poco a poco, van extendiendo su alfombra de cagajones por toda la orilla de nuestro lago al que "tanto queremos" y del que "tanto presumimos". ¿Es que no hay otro sitio?
Así amaneció ayer la orilla del lago justo al lado de la zona donde los alumnos del IES EL CONVENTO realizan las prácticas de las JORNADAS NÁUTICAS.





No hay comentarios: