miércoles, 18 de marzo de 2015

Bornos, su antigüedad, su nombre, su historia (XVI)

Don Fadrique Enríquez de Ribera
BORNOS
SU ANTIGÜEDAD, SU  NOMBRE, SU HISTORIA (XVI)

DON FADRIQUE ENRÍQUEZ DE RIBERA
         Hermanastro del  anterior Señor de Bornos, Don Francisco Enríquez de Ribera, nació en Sevilla en  1476 y cuando tomó  por la fuerza el señorío de Bornos tenía 30 años.
            Cuando recorrió las distintas dependencias de la fortaleza se dio cuenta de que no era un lugar de residencia para una persona  de su categoría.
            En ese mismo momento tomó la determinación de construir un palacio adosado a la Fortaleza árabe.
            
Patio de armas del castillo del Fontanar
Y sin demora comenzó la construcción. Todavía se puede leer con dificultad, no sólo por estar escrita en castellano antiguo sino porque el tiempo se ha encargado de contribuir a que se borre en parte la inscripción que figura entre las dos galerías  del patio de armas del castillo-palacio. La traducción la debemos a Don Joaquín González Moreno, que fue Administrador de la Casa Ducal o Casa de Pilatos en Sevilla y dice así:
            "Don Fadrique de Ribera, Primer Marqués de Tarifa, Adelantado, hijo de los Ilustres Señores Don Pedro Enríquez así mismo Adelantado y Doña Catalina de Ribera hizo esta casa en 1495".
            Dos comentarios a propósito de la inscripción:
1º.-Como decíamos en capítulos anteriores fue frecuente en las familias Enríquez y Ribera, cambiar el apellido a su gusto y así vemos que Don Fadrique siempre utilizó el del padre en primer lugar y el de la madre en segundo, como era habitual.
            El que grabó la inscripción puso como hemos visto Don Fadrique de Ribera, lo que no debe ser correcto.
2º .-Si leemos la inscripción que hemos consignado, en ella se dice "hizo esta casa en 1495"
            Esta fecha consignada es errónea; en primer lugar porque Don  Francisco Enríquez de Ribera, su hermanastro, ocupó la fortaleza hasta 1509, fecha de su fallecimiento y también de adjudicación por la fuerza a favor de Don Fadrique, luego, de ninguna forma pudo ser hecho el edificio en 1495.
            ¿Porqué este error?   Me consta que nuestro buen amigo D. Javier Moldes González,  Secretario del Ayuntamiento de Bornos, está resolviendo muchas incógnitas sobre las inscripciones, que las dará a conocer a su debido tiempo. Nosotros nos hemos limitado en nuestro trabajo y en este punto a dar a conocer la traducción que publicó Don Joaquín González Moreno.  Seguro que Javier nos dará en su día una sorpresa.
            Ya estamos en el año 1518. Su palacio (él nunca lo llamó palacio sino "mi casa de Bornos") ya estaba totalmente terminado y, a una persona tan cristiana como él, no se le  ocurre otra cosa que un viaje a Jerusalén, para conocer "in situ" los lugares que recorrió Jesucristo, o sea, su vida y su pasión.
            A nadie se le escapa  los peligros que tuvo que afrontar, máxime teniendo en cuenta que la expulsión de los moros en España terminó en 1492, sólo a 26 años de su viaje, motivo por el que el mundo árabe no vería con buenos ojos la frecuencia de españoles en sus territorios.
             No tuvo en cuenta los consejos de su familia y de las personas a cuya custodia quedaría su patrimonio.
            Dejó instrucciones para la administración correcta de sus posesiones, porque un viaje de esta naturaleza podía conformar serios peligros e incluso la muerte.
            El viaje de ida como el de vuelta tenía dos etapas: La primera, salida desde Bornos hasta llegar a Génova (Italia) y, seguidamente, en barco, hasta Jerusalén. A la vuelta, el mismo recorrido, aunque no visitando los mismos lugares, desde Jerusalén a España hasta finalizar en Sevilla.
            Durante el primer recorrido la expedición iba compuesta de una pequeña tropa de a caballo con lanzas, al frente de la cual iba Don Fadrique y las personas de su confianza. Les seguían varios carros con víveres y todo lo necesario para hacer más llevadero el viaje en que no faltarían riesgos y vicisitudes. Una cosa que aparece en su diario es que llevaba gran cantidad de ducados de oro, gran parte dedicada a comprar moneda de uso en todos los países que tenía que recorrer y el resto lo dejó depositado en un Banco de Génova.

Diario de D.Fadrique a Jerusalén. Primera página
            Reproducimos parte de la primera página del diario, que Don Fadrique escribió durante todo el recorrido de ida y vuelta:

            "Miércoles veinticuatro días del mes de Noviembre, año de mil quinientos dieciocho años, después de comer que en llegando al Monasterio de Bornos dio las doce, partimos del dicho lugar de Bornos y fuimos a cenar al Coronil, que son cinco leguas.
***Al otro día fuimos a Marchena que son otras cinco leguas
***Otro día a Écija que son seis leguas.
***Otro día a la Rambla que son cinco leguas.
***Otro día, domingo a Castro del Rio que son cuatro leguas. Desde aquí se volvió Don Bernaldino.
***El lunes fuimos a Lopera que son……
          



Diario manuscrito del viaje de Don Fadrique
  Y así todo el viaje, perfectamente descrito por las ciudades o accidentes geográficos por donde pasaba la comitiva.
            Llegados a la frontera con Italia todos los criados, los soldados y algunos señores quedaron en España, siguiendo el viaje acompañado de algunas personas de su confianza.
            No es nuestro propósito seguir el Diario de  Don Fadrique, así que seguiremos con otros asuntos.
            Estoy seguro que pasado algún tiempo podremos disfrutar de  un libro sobre éste y otros muchos asuntos de la Casa Ducal que actualmente lo tenemos en preparación.
            Sólo resta decir  que la vuelta del Señor de Bornos desde Jerusalén y los Santos Lugares finalizó el 20 de Octubre de 1.520, fecha en que hacía su entrada en Sevilla.

A. RODRÍGUEZ HIDALGO (CONTINUARÁ)
        


          
        










No hay comentarios: