jueves, 14 de mayo de 2015

Juegos de niños. Las siete y media en el suelo.

Primero se dibujaba en el suelo un recuadro partido en cuatro con un semicirculo en la parte inferior y un cuadrito en la superior y se numeraba como muestra la figura.

A unos metros por delante de él se trazaba una raya que se remataba en cada extremo se dibujaba otra  de unos 15 cm perpendicularmente a modo de topes o cuernos.
Luego, de uno en uno, cada jugador lanzaba su moneda desde el cuadro hasta la raya para ver el orden de salida, que quedaba establecido según la distancia a la que se quedasen. Los más cercanos primero. Los que se salían de los topes a izquierda o derecha pasaban al último lugar por "fuera cuenno".
Luego por ese orden, cada jugador lanzaba todas las monedas procurando hacer una puntuación de siete y media o lo más cercana posible. La moneda que caía pisando una raya puntuaba como medio punto. Ganaba el que conseguía sumar siete y media o en su defecto el que más se acercara. El que se pasaba ¡REVENTABA!. El vencedor se las llevaba todas.


Antológicas partidas se jugaban en "las cuevas del castillo" en aquellas calurosas tardes de verano de los años 70.


"Fuera cuenno" otra expresión para nuestro diccionario particular.

R 22 de mayo de 2008

2 comentarios:

TORMENTA dijo...

hoal soy el tormenta como me gustaba jugar aesto de enano alli en el cortinal

Anónimo dijo...

hoy en dia se le llama catre!!!