miércoles, 20 de mayo de 2015

Juegos de niños. La paría.


Nos sentábamos todos en un banco. El que estaba en uno de los extremos empujaba con las piernas comprimiendo al resto hasta que alguno, sin poder aguantar más, decidiera salirse.
Los mejores bancos eran los de la plaza de la Iglesia y los del merendero. Cuando el grupo era pequeño también valían los escalones grandes de algunos edificios, por ejemplo el de la puerta del Ayuntamiento.

.
.
.
.

R 4 de mayo de 2008

No hay comentarios: