miércoles, 15 de enero de 2014

Viaje por la Europa mediterránea de 1975 (VI)

VIAJE POR LA EUROPA MEDITERRÁNEA DE 1975 (VI)


5 de Septiembre.-Nos levantamos temprano para dedicar el máximo de tiempo posible a visitar monumentos.
Comenzamos por el Palacio Ducal o del Dux, una maravilla del gótico civil. Edificio con gran profusión de maderas y son maravillosas las pinturas del gran salón de la Asamblea (de Tintoretto y Veronés en los techos y de sus discípulos en las paredes).
Pasamos después a la Catedral de San Marcos y aquí nos dimos cuenta que Venecia quedará destruida de no acudir pronto en su auxilio.
La catedral está enteramente rodeada de zunchos de acero para evitar el desplome. Se aprecian columnas torcidas y el suelo está totalmente deformado. Todos los días una gran parte de la Catedral se inunda pues el agua entra por los sumideros y rejillas exteriores. Retirada la marea, desagua por los sumideros interiores colocados para este fin.
Basílica de la Salud, Venecia
La Catedral es una joya inspirada en la arquitectura bizantina. La planta interior recuerda a la monumental Santa Sofía de Justiniano, o Haggia María, que se encuentra en Constantinopla.
La de Venecia está revestida en su interior  de mosaicos dorados con pinturas del año 1265 aproximadamente que señala cómo fue la primitiva iglesia. Pueden apreciarse todos los detalles porque se tiene acceso por medio de una galería estrecha que rodea toda la parte alta del templo y que los que esto escriben no dudaron en recorrer.
En la Catedral se conservan las reliquias de San Marcos Evangelista.
Otra curiosidad: tanto la Catedral, palacio Ducal y otras iglesias y  palacios, estos últimos existentes en el recorrido de los canales, están cimentados sobre pilotes de madera clavados al fondo de la laguna.

Puente de los Suspiros, Venecia.
Uno de los atractivos más importantes de Venecia son los puentes. Los más famosos de los muchos que hay son "El Puente de los Suspiros" y "El Puente Rialto"
El puente de los suspiros está cercano a la Plaza de San Marcos. Esta construcción comunica el Palacio Ducal (lugar de los juicios de la Inquisición) con un edificio que fue utilizado en aquel tiempo como prisión. Su nombre se debe al "último suspiro" que daban los condenados a cadena perpetua al cruzarlo (del juicio a la cárcel), la última vez que veían el cielo y la tierra.

Puente Rialto, Venecia
El "Puente Rialto, también cercano a la plaza San Marcos, en el Gran Canal es una de las imágenes más clásicas de todo el recorrido. Es el puente más antiguo  de todos. El puente inicial era de madera y después se hizo uno nuevo desde su base fabricado en piedra, obra del arquitecto Antonio de Ponte. Es grandioso y enorme. Consta de dos pisos y todo su recorrido está dedicado a tiendas de variados artículos, especialmente oro y objetos de regalo.
Fuimos a la isla de Murano, donde existen muchas fábricas pequeñas de cristal de diseño, artículos  que exportan por todo el mundo. Finalmente todos los componentes del grupo nos reunimos en el hotel y después de ducharnos y descansar un poco, salimos a cenar por última vez en Venecia . Terminamos con un breve recorrido por el Gran Canal en el que siempre encuentras algo nuevo y, a esa hora, principalmente las góndolas, algunas pequeñas, para una pareja y otras más grandes de seis. Con una de estas nos cruzamos y pudimos ver una estampa clásica de Venecia. El gondolero con la pértiga atareado con su trabajo, vistiendo pantalón blanco y camiseta de rayas azules horizontales y uno o dos artistas con violes cantando: "¡Oh! sole mío".
Desembocamos en la Plaza de San Marcos. Nada más llegar una de las orquestas comenzó a tocar, oh! casualidad: "Que viva España", la famosa canción de Manolo Escobar.
De pronto comenzaron a salir españoles por todas partes y la Plaza se lleno de bailarines españoles y de otras nacionalidades que bailaron (nosotros también) con entusiasmo la canción del verano. No fue el único sitio donde la escuchamos. Estaban bailando muchos sudamericanos y al preguntarles de qué lugar de España eran nos respondieron: "soy español de Venezuela", "Soy español de México", "Soy español de Perú". Al final de la canción la orquesta recibió un estruendoso aplauso de todos los que estábamos allí. 
Muy a nuestro pesar tuvimos que irnos al hotel, pero no dejamos de acercarnos a un monumento emblemático de Venecia, que se encuentra al otro lado del Gran Canal, casi enfrente de la Plaza de San Marcos. Se trata de La Basílica de la Salud. A principios del año 1600 se declaró una enorme peste en Venecia. Pasada la  terrible enfermedad el 22 de Marzo de 1693, el Patriarca de Venecia, Giovanni Tiépolo, erigió en esta ciudad una Basílica impresionante dedicada a NUESTRA SEÑORA DE LA SALUD. Se encuentra situada en lo que llaman "La Punta de la Dogana" (Aduana de Venecia) Se confió su construcción a Baltasare Longhena. Para construir esta Basílica hizo falta introducir 1.156.650 postes en el terreno y ganar con este sistema un vasto área del suelo de la laguna.
No pudemos dedicar más tiempo a esta maravillosa obra. En el techo se pueden encontrar obras pictóricas de Tiziano: "Muerte de Abel", "Sacrificio de Abraham" y "La lucha entre David y Goliat".
A continuación nos retiramos al hotel. Al día siguiente habría que levantarse temprano.

A. RODRÍGUEZ HIDALGO Y JOSÉ JURADO GIRÓN
CONTINUARÁ


No hay comentarios: