miércoles, 27 de noviembre de 2013

"La Mano Negra cien años después" III



"La Mano Negra 100 años después" III

Por Manuel Ruiz Lagos.


El asesinato del Blanco de Benaocaz
Sin duda alguna, el caso que conmovió a la opinión pública y el que ofrece una mayor acritud obrerista fue el seguido a los hermanos Corbacho, por el presunto asesinato político de Bartolomé Gago Campos, también conocido como "El Blanco de Benaocaz". El número de las personas implicadas y sus declaraciones dejan claras sus adscripciones a la Asociación de Trabajadores pero, también, dejan patente que el móvil del asesinato de "El Blanco" no fue más que la casuística que desencadenó el descubrimiento de raíces políticas nada implicadas en los hechos.


Las personas juzgadas son todos braceros, jornaleros o pequeños agricultores dependientes: José León Ortega. Salvador Moreno Piñero, Gregorio Sánchez Novoa, Antonio Valero Hermoso, Juan Ruiz Ruiz, Manuel Gago de los Santos, Cristóbal Fernández Torrejón, Gonzalo Benítez Álvarez, Rafael Jiménez Becerra, Bartolomé Gago de los Santos, Cayetano Cruz, Agustín Martínez Sáez, Juan Cabezas Franco, Francisco Corbacho, Pedro Corbacho, Roque Vázquez García y José Fernández Barrios. Los incursos en esta larga nómina -según los autos- tienen instrucción, saben leer y escribir y carecen de antecedentes penales. Este dato es muy importante en una zona donde el analfabetismo ha sido endémico.


El móvil de la detención parte del descubrimiento del cadáver de Bartolomé Gago Campos, conocido como "El Blanco de Benaocaz", asesinado y sepultado en el lugar llamado "El Algarrobillo", del término de Jerez



De las indagaciones y careos dedujo el Tribunal. en su sentencia, que "dicho asesinato promovía la causa del delito en la existencia de una Asociación que dicen proponerse el mutuo auxilio de los trabajadores, en la que los socios se conocen por números y existe un centro denominado comisión organizadora, al que conceden la facultad para dictar "decretos de muerte" contra los asociados; decretos que, llevando el sello de la organización y la firma del presidente, deben ser ejecutados inevitablemente por socios, aunque la muerte afecte a sus propios padres, so pena, en caso contrario, de sufrir el mismo castigo" (Sentencia del proceso de los hermanos Corbacho. Autos. Madrid. 1883).



Sin tener pruebas fehacientes aunque sí indicios y contradicciones de los procesados; se achaca desde el primer momento al móvil político la causa de la muerte de Gago Campos. y se declaran como componentes de la "Gestora de la Junta" a Francisco Corbacho, Pedro Corbacho, Juan Ruiz Ruiz y Roque Vázquez García,


A lo largo del juicio oral, los principales encartados no niegan pertenecer ala Internacional, pero afirman desconocer que cosa sea La Mano Negra. Se refieren en varias ocasiones al Congreso de Barcelona y reconocen tener número en la Sociedad. El acusado Corbacho declara taxativamente: "Que para pertenecer a esa Sociedad solamente se exige ser hombre honrado y tener buenas costumbres, puesto que sólo va encomendada al socorro de los trabajadores".

En las pruebas periciales se aporta el llamado "Reglamento del Núcleo Popular-Mano Negra', documento que no pertenece a este proceso y que fue cedido por el juez de Orden Público que actuaba en otra causa seguida contra Manuel Estévez, por asociación ilegal y reunión clandestina.



Este puede ser el documento sobre el que se gestó el mito de La Mano Negra. Su importancia es capital y su contenido nos refuerza en la idea de la posible existencia de un "grupo liberado extremista que realizase acciones incontroladas que-posteriormente-se relacionaran equivocadamente con la Internacional y sus afiliados en la Baja Andalucía.




La Audiencia de Jerez juzga el caso del Blanco de Benaocaz.


Preside el Tribunal el Honorable D. Juan A. Hemández Arbizu, ponente de la causa. A su derecha D. Carlos Toledano, marqués de Santa Amalia, y a su izquierda D. Gregorio Cordón, magistrados. Sentado ala mesa de la derecha se ve al Fiscal de S. M. D. Pascual Domenech, cubierto con birrete y señalando con el dedo. Los abogados defensores de los acusados fguran a la derecha del Fiscal. Fueron éstos: D. Adolfo Ruiz Heredero, D. Manuel Pio Barroso, D. Joaquín Pastor y Landero, D. José Luqué y Beas y D. Salvador Dastis e lsasi.
En la parte inferior, de pie, D. Miguel Sánchez Martín, jefe del piquete de custodia de la Guardia Civil. A su lado, en la parte inferior el capitán del mismo cuerpo D. José Oliver.
A la derecha del grabado sentados en gradas, los acusados. Grada superior, de izquierda a derecha, Francisco y Pedro Corbacho Lagos; Juan Ruiz y Ruiz y Roque Vázquez García; Manuel y Bartolomé Gago de los Santos.
Grada segunda: Antonio Valero Hermoso y Salvador Moreno Piñeiro; Gonzalo Benítez Álvarez y Gregorio Sánchez Novoa; Cristóbal Femández Torrejón y José León Ortega. Junto ala tercera grada, con vara, cubierto y de uniforme, el portero mayor del Tribunal D. Juan Ruiz Sala.












5 comentarios:

juan dijo...

No pueden pasar de largo documentos tan importantes en la historia de la provincia de Cádiz, y especialmente en su serranía, sin que los que nos nutrimos de la información diaria de este blog, BPM, expresemos a José Real nuestro agradecimiento por la valiosa información que sobre dicha historia nos aporta.

José Real, mi reconocimiento y mis mejores saludos.
Juan Cabrera

Domingo dijo...

Me uno a los comentarios de don Juan Cabrera.

José Real dijo...

Se agradece los comentarios pero quisiera hacer participe de estos agradecimientos al Sr. Bai que según tengo entendido fue el fundador de este blog y dedica gran parte de su tiempo a él para que todos y en especial los que nos encontramos fuera de nuestra tierra estemos informados y al corriente de todo tipo de acontecimientos.
Un saludo y gracias a ustedes.
José Real.

Perico Calderero dijo...

Yo también me uno al comentario de Juan y Domingo. Felicito como no, a José Real por esas informaciones tan didácticas que nos está facilitando de nuestra historia. Te animo a que continúes en esta linea y nos vayas acercando a nuestra historia mas reciente ( por ejemplo hasta 1975 ) con esa misma veracidad con la que hasta ahora lo estas haciendo, donde algún viejo como yo, se reconocerá en esas historias.

Gracias por tu trabajo José.

Franco Gonzalez Fortunatti dijo...

es muy interesante el tema