sábado, 14 de mayo de 2016

El Pescao. Juan González ¿López?





Hace más de cuarenta años, en Llivia (Girona) me encontré con un bornicho y no he vuelto a saber de él. 


El día 12 del mes de febrero del año 1974, fui destinado con carácter forzoso a esta preciosa localidad, después de haber finalizado un curso con aprovechamiento de ascenso en la empresa donde he trabajado durante 43 años. Un buen día entablé conversación con un obrero de la construcción en su casa, levantada “a deshoras”, en los días de fiesta, oriundo de Cádiz. Como la tierra tira, procuré saber el lugar exacto de nacimiento, mi sorpresa fue cuando me dijo que era natural de Bornos, 
-No puede ser... le respondí-. ¿Podría mostrármelo?
-Mire, señor, aquí...
Me indico una vez desabotonado el bolsillo de una americana marrón su documento de identificación, recuerdo que se llamaba Juan González, el segundo apellido quiero recordar era López, ahora podría tener unos 80 y pocos años. “Allí –dice- yo trabajaba como pescador, jornalero y albañil, creo que de aquí le venia el mote de “El Pescao”, estos datos pueden que no sean correctos. Me gustaría saber algo de este paisano, le perdí el contacto cuando me vine de nuevo para Andalucía.
Un poco de historia de esta villa. Adjunto foto de la panorámica de la población de Llivia regida por unas normas excepcionales, que se convirtieron entonces en regla de los últimos treinta años. Hay que adentrarse dos kilómetros en Francia por una carretera neutral, desde Puigcerdá, para llegar al único trozo de España que está en territorio galo. Son 13 kilómetros cuadrados y un millar de habitantes. Alguien la llamó "isla en tierra firme". La población de Llivia, enclave fronterizo situado a solo cinco kilómetros de Puigcerdá y en uno de los lugares más soleados y apacibles de La Cerdaña, es por obra y gracia de un Decreto que se remonta al año 1943, una “Zona Intervenida”. ¿A que tal calificación les suena a tiempos de guerra? y, en verdad, desdice de esa calma que se respira en la villa, conservada y mantenida a lo largo de siglos. Me contaba hace 35 años el alcalde “ya desde pequeño me acuerdo que se hacían gestiones para lograr la supresión de este decreto, pero nada se ha conseguido hasta ahora. Estamos en el mismo lugar”.
Junto a la iglesia parroquial del siglo XV, están la Torre de Bernat de So y el museo de la antigua Farmacia Esteva. La antigua botica es, de las que se mantienen abiertas al público, la más antigua de Europa.
Mi mayor interés es saber algo de este paisano, puede que algún BPM que lea este texto pudiera aportar algunos datos, si es así, se lo agradecería.
Saludos y buena semana cultural a todos.
PEPÍN.

R/14 de may. de 2010













1 comentario:

María José Delgado Jiménez dijo...

Hola Pepín,soy una chica de Bornos que conoce a la familia de los "pescaos" pues algun miembro de ella es también familia mía,voy a intentar saber algo sobre ese nombre en particular,si algo consigo pués se lo haré saber a través de este mismo enlace,¿de acuerdo?,tengo una prima que su padre es pescao,a ver si me da algún dato,un saludo.