viernes, 17 de marzo de 2017

El códice del Cristo de Bornos escondía datos tributarios


.
R 17/03/13
J.J. Orgambides nos envia este artículo publicado en el Diario de Cádiz:.
.


.

El códice del Cristo de Bornos escondía datos tributarios
El origen del documento se sitúa cerca de Ciudad de México


Efe / México


El códice indígena que se hallaba oculto en la imagen del Crucificado del Capítulo de Santo Domingo de Guzmán (Bornos, Cádiz) pertenece a un documento que registraba datos de tipo tributario.

El investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas y experto en escultura y pintura novohispanas, Pablo Amador Marrero, explicó que el de Bornos es el tercer Cristo más antiguo de los documentados en todo el territorio novohispano, elaborado apenas unos años después de la caída de la Gran Tenochtitlan, donde se asienta actualmente la capital mexicana. Marrero indicó que el año pasado en el moño del Cristo se encontraron los fragmentos del códice mexicano, que fue usado como papel reciclado para cubrir la figura como cualquier otro material sin significación alguna.

Pese a que el hallazgo muestra sólo fragmentos del documento original, los expertos "han determinado que se trata de un códice colonial muy temprano (de alrededor del año 1540), de tipo tributario, en el que se anotaban los pagos en especie, como cacao o chiles, de una serie de personajes que llevan nombre".

Según los estudios, todo apunta que el origen del este documento pictográfico, a una sola tinta, es la ciudad de México o las proximidades de Texcoco, a unos 20 kilómetros de la capital.

El Cristo del Capítulo está hecho de "papelón" (especie de cartón hecho de papeles pegados) y caña de maíz, una técnica inventada en la Nueva España, donde confluyeron los saberes prehispánicos e hispánicos lo que permitía fabricar "cristos ligeros" para las procesiones.

Pablo Amador Marrero añadió que las figuras de gran formato como ésta, que llegan a medir hasta tres metros, pesan sólo de cinco a siete kilos y fueron creados para el culto en procesiones como las de Semana Santa, y para ser transportados por una persona: el cura. "Este tipo de piezas se fueron distribuyendo por todo el territorio novohispano y fue tanta la fama que alcanzaron éstas y otras piezas del mismo material, que fueron solicitadas en España", explicó el experto.

Hace unos años se pensaba que existían en aquel país alrededor de 25; hoy se han catalogado 79, muchas de ellas "muy tempranas, de los primeros años de la Conquista". La imagen del Cristo del Capítulo fue adquirida en 1553 en Jerez por los monjes del monasterio jerónimo de Bornos, en una venta pública de mercancías procedentes de Indias, y terminó ubicándose en la sala del Capítulo de la congregación.

La restauración e investigación de la figura forma parte de un proyecto de colaboración entre los institutos de Investigaciones Estéticas (IIE) y el Instituto Andaluz de Patrimonio HistóricoR    (IAPH).

17 de marzo de 2010

.

.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A ver si no me equivoco: es como si cogieramos unos impresos usados de la declaración de hacienda o del iva, los mojamos y encolamos y con ellos, sobre un armazón de caña de maíz, modelamos la imagen de un cristo. Luego, a los 500 años, un señor restaura la escultura y descubre lo de los papeles.
Entonces la imagen tiene doble valor,el de la propia imagen y el de los datos escritos en los papeles.¿No?

Anónimo dijo...

Pozí.