miércoles, 15 de julio de 2009

Otros seis bornichos en San Fermín.



.
Los toros de la ganadería gaditana de "Fuente Ymbro"

protagonizaron el penúltimo encierro de los Sanfermines 2009.
.
Un encierro muy serio el presentado este año en Pamplona por Ricardo Gallardo...
.





Las vacas de vientre de esta ganadería pastan en la dehesa de La Soucedilla - Los Ojuelos en la sierra del Calvario en Bornos. Allí paren a sus becerros que meses más tarde son trasladados a la finca Fuente Ymbro de San José del Valle de donde voverán a los dos años para ser tentados. Desde los primeros momentos, esta ganadería empezó a dar unos frutos espectaculares, por la calidad de los novillos que se lidiaban. Así que los indultos empezaron a llegar uno tras otro.Los de Fuenteimbro han participado en cuatro ocasiones en San Fermin, no se pierde ninguna cita desde que irrumpió en la fiesta en el año 2005.


Encierro del lunes 6 de junio de 2009.



En esta edición también ha hecho una carrera limpia y rápida, "de zapatillas", igual que en años anteriores, salvo el pasado que fue bastante accidentada. Hicieron el recorrido en 2 minutos y 23 segundos (Su media de duración del encierro es de 2,36 minutos).

Desde el principio, uno de los toros fue abriendo la carrera y protagonizó momentos de peligro en la Plaza del Ayuntamiento, donde golpeó a un mozo. En la calle Estafeta, tras el resbalón de uno de ellos, dos animales quedaron rezagados. La menor afluencia de corredores del lunes, mucho más despejado que en el multitudinario fin de semana, propició un vistoso encierro con bonitas carreras.

A las 8:00 horas, la manada abandonó los corrales de Santo Domingo encabezada por los mansos y tanto el contacto con los mozos como los primeros metros los realizaron agrupados y sin fijarse en los corredores. Los bureles fueron cogiendo sin embargo velocidad y uno de ellos se adelantó al final de este tramo y siguió de esta forma por la Plaza del Ayuntamiento dejando incluso un hueco entre él y el resto. En el tramo de Mercaderes, donde se percibía de forma más clara la menor presencia de corredores, la carrera discurrió especialmente rápida y los animales salvaron la curva de acceso a Estafeta de manera limpia y con dos bravos en cabeza, lo que ha facilitado el lucimiento de los mozos que hoy sí han encontrado huecos para acercarse a las astas.

Así enfilaron Estafeta, donde un corredor cayó justo delante del que abría manada y fue pisoteado por el resto, que siguió su camino sin hacer nada por él. Unos metros más adelante, resbaló otro de los astados y quedó algo rezagado ya para el resto del encierro, junto con otro de sus hermanos.

En Telefónica la manada discurrió con tres toros y los mansos en cabeza, seguidos a escasa distancia por otro que rápidamente se unió a ellos y los otros dos por detrás. Los cuatro primeros entraron juntos en la plaza de Toros, accediendo a los chiqueros sin mayores incidencias, al igual que lo hicieron poco después los dos rezagados.

No hay comentarios: