viernes, 17 de julio de 2015

La Isla.





La Isla.
              Continuando con el tema orillas del Pantano, os contaré que cuando llegamos a ese peazo pueblo en verano, sin aire acondicionado ni na de na, mi padre sabiamente pregunto por algún sitio para refrescarse y primero nos mandaron al merendero pero como vimos que era insuficiente le dijeron lo del pantano- actualmente lago – y al primer domingo nos encaminamos con la tortilla la sombrilla y demás menesteres que todos conocéis camino de la "Zomailla" y por la parte de abajo -no la dirección actual- comenzamos el descenso atravesando alambrás, rozándonos en las cachas con pinchos de todo tipo, siendo atacados por bichas, langostas e iguanas de todo tipo y tamaño, hasta que llegamos a la orilla y pudimos montar el chiringuito y darnos unos baños.


          Siempre tiramos para la zona de la Isla, mucho mas bella que la playita, por entonces estábamos solos, la orilla limpia -sin bolsas ni cervezas rotas- solo aparecía alguna vagoneta del ferrocarril y algún muro de las casas de las huertas -que por cierto mataron a algún bornicho y ahora que se aproxima el día 25 Santiago, ojo que antes todos los años se ahogaba uno-, luego cada vez empezó a ir mas gente y se prepararon un poco los caminos y aquello fue la reostia.

              La isla estaba a tope de chavales, así que nos teníamos que ir al otro lado del lago, a la compañía del gran Octavio -que no nadaba, flotaba- y nos tirábamos de la gran roca que en ocasiones cogía mas de 15 metros de altura sobre el nivel del mar. Allí estábamos los J Mª Ramírez, Núñez, Visera Zarzuela, Cristobal, M Vega y tantos otros echando la mañana y la tarde, entre merendero y fútbol. Todo un lujo.

              Después todo decayó, pero yo todos los años me doy un baño, me cruzo a la isla y hago el sonido de la ballena. Siempre me baño solo, no va nadie solo pesca y lavacoches, pero se podría preparar y acondicionar una zona de baño y a nadie se le caería la piel a tiras, es agua de río, lo malo es que la orilla esta penosa.

Hay mucho más, pero ahora no tengo hueco. 

La foto es de alguien
Un saludo y espero que os gusté. 

Ánimo a los regatistas.

Caro.

R 17 de julio de 2008

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre, me parece muy bien que le llames la isla, pero su nombre de toda la vida de Dios, fué "La Haceña". Nosotros decíamos "La Ceña" y acabábamos antes.

CARO dijo...

Amigo anonimo tiene Vd. toda la razon, pero nosotros le fuimos cambiando el nombre a Isla, Peninsula, ismo etc segun la epoca.
Un saludo

Anónimo dijo...

De hecho la "islita" se encuentra en el otro lado del pántano, no?? Ahora desde la Haceña o la Isla, que buen trampolín para tirarse de cabeza, eh señores y señoritas, uff, quien pudiera volver a atrás en el tiempo. Bueno ya que el pasado es irrecuperable, esperemos que el futuro sea igual o mejor y los más jovenes de Bornos, tambien tengan la oportunidad de disfrutar del Lago, pero acorde con las exigencias del Siglo XXI. Lo que ya es más dificil dilucidar, si eso lo llegaremos a disfrutar nosotros tambien. Saludos Bornichos.