jueves, 18 de mayo de 2017

Del ingenioso Pepe Galope. El jamón de escayola.


Se están contando anécdotas del ingenioso Pepe Galope y yo quiero recordar una de tantas por las que pasó. Ésta le vino por su profesión, taxista. Hace ya treinta y tantos años, yo tendría unos diez, casi todas las tardes se reunían varios amigos en "El Avión", entre ellos Pepe Galope. Se tomaban la copita, se contaban las incidencias del día y entre bromas y risas pasaban el rato. Un día, no se a quien, se le ocurrió gastarle una broma-inocentá a un amigo "banquero" de alto rango en los jereles. Pensaron regalarle un jamón, pero no de verdad, sino de pega. Este consistía en un hueso de jamón con un cuerpo de alambre recubierto de escayola, con su peso justo, embadurnado de grasa y metido en su red.
Antonio, mi padre, preparó el jamón, liao en su papel ocre de envolver, manchaito de grasa y con su redecilla, daba el pego total. Le pusieron su tarjeta de presentación y se lo dieron a Pepe para que, al otro día, en uno de sus viajes a Jerez, se lo llevara. A la tarde siguiente, se vuelven a reunir como costumbre y nada mas entrar por la puerta le preguntaron por el  jamón:
.- Bueno Pepe ¿Cómo te fue?
.-Ezaherao, me dieron 500 pesetas de propina en un lao y 1000 en el otro.
.-¿Cómo que en dos laos ? ¡Si tu solo tenias que ir a uno!
.- Bueno si, verá lo que me pasó. Llegué a la dirección de la tarjeta, le di mis buenos días a la señorita que me abrió la puerta y le pregunté:
.- ¿Esta D. Fulano?, verá usted, es que le traigo un regalo de un amigo de Bornos.
.-Espere.- Me dijo; y cogió el jamón y la tarjeta y se lo llevó. Al ratito, volvió con el jamón y con otra tarjeta y me dice:
.- Dice D. Fulano que si a usted no le importaría llevar el jamón a esta dirección, que es un amigo médico y aprovechando que tenia que hacerle un regalo ¿Qué mejor que el jamón?. Aquí tiene 500 pesetas por las molestias y  por favor, no le comente la procedencia.
Yo cogí el jamón y las 500 pelas y me fui.
.-Y… ¿Dónde está el jamón?
.-Po ¿Dónde va a estar? En la otra dirección. ¡Ah!, y allí fue donde me dieron las otras mil pesetas.
.-Pero Pepe ¿Como hiciste eso hombre, si tu sabias que el jamón era de escayola? .
.-Si, pero yo creía que la tarjeta que llevaba era falsa. ¿Y las 500? ¿y las mil pelas?, ¿Qué? Además, si quieres llama al primero y le preguntas por el jamón seguro te va a decir que güenísimo, y ¡Total! como al otro tu no lo conoces ¿Qué más dá? ¿Estamo?

M. Avión.

R 18 de mayo de 2008

No hay comentarios: