lunes, 27 de junio de 2016

Fauna bornicha. El Lagarto Ocelado

La semana pasado sorprendimos a este lagarto soleándose en la ruta del colesterol



Lagarto ocelado o Lacerta lepida. Es el mayor lagarto europeo; mide normalmente unos 60 cm pero puede alcanzar los 80 cm.
Se caracteriza por su corpulencia y aspecto macizo. Su cabeza es ancha y triangular, más grande en los machos que en las hembras.

Su coloración es variable: el dorso puede ir del pardo al verde, incluso moteado, aunque generalmente dominan los tonos verdosos claros con abundantes marcas negras. Sus costados están adornados con dos o tres hileras de manchas azules llamadas “ocelos” o “lepidos” (que significa “escamas”). Estas manchas redondeadas son también más grandes en los machos que en las hembras. Los jóvenes sin embargo son verdinegros o verde oliva con manchas blancas o amarillo claro bordeadas de negro dispuestas transversalmente; en los flancos pueden tener también ocelos azules.

La zona ventral es amarillenta o amarillo verdoso y la cola a veces es rojiza, lo que puede indicar una regeneración de la misma.

Hábitat y distribución
El lagarto ocelado se distribuye por toda la Península Ibérica salvo la Cornisa Cantábrica. También está presente en el norte de África y la región mediterránea de Francia.

Sus hábitats son muy variados, normalmente secos y muy soleados, como zonas de matorral, viñas, olivares, etc. Vive en todas las altitudes hasta los 2.000 metros.

El lagarto ocelado es una pieza clave del ecosistema. Por eso es importante conservar la buena salud no sólo de sus poblaciones, sino también de su hábitat.

Reproducción
Las parejas de lagartos ocelados permanecen unidas todo el año y son muy territoriales. Para defender estos territorios, que son extensos, los machos pelean con frecuencia durante la primavera, aunque sin mayores consecuencias.
Los coitos son también violentos; el macho y la hembra se muerden mutuamente.

A partir de abril, pero sobre todo en junio la hembra excava un nido y hace la puesta, que consta de 17 a 20 huevos. Después de tres a cinco meses, entre septiembre y octubre, tiene lugar la eclosión.

Las crías tardarán tres o cuatro años en alcanzar la madurez sexual y empezar a su vez a reproducirse.

Alimentación y costumbres
El lagarto ocelado es omnívoro y muy voraz. Se alimenta de insectos grandes (sobre todo coleópteros y saltamontes), arácnidos, gusanos, pequeños mamíferos, huevos de aves, pollos, otros lagartos y lagartijas, etc. No le hace ascos a algunos frutos, sobre todo si son dulces.

Hiberna de noviembre a febrero en madrigueras abiertas en el suelo o bajo la maraña. Cuando despierta de su letargo, se mueve exclusivamente durante el día, buscando el sol. Soporta muy bien los grandes calores; consigue estar más refrigerado desplazándose únicamente sobre las cuatro patas y levantando la cola. De esta forma también es capaz de correr muy rápidamente.

A pesar de su corpulencia, es muy ágil no solamente a la hora de desplazarse sobre el suelo, sino también para trepar. Esta habilidad lo salva en no pocas ocasiones de sus depredadores, de los que huye trepando velozmente por los troncos de los árboles.

Otra estrategia para librarse de convertirse en comida es simplemente soltar la cola en las garras de su cazador gracias a un punto existente entre las vértebras que puede romper rápidamente. Esta automutilación no es peligrosa para el lagarto, que es capaz de hacer crecer otra cola.

Pero no usa sólo técnicas defensivas; también muerde con mucha fuerza a sus atacantes y no suelta fácilmente.

Los árboles, además de para huir, también les sirven de refugio, ya que se resguardan en huecos de los troncos. Además los más grandes pueden ocupar antiguas madrigueras de conejos.

Libros







http://anfibios-reptiles-andalucia.org/especies/foto.php?imagen=ocelado&numero=1700

A propósito del Borno africano.


El jinete de Al-Bornú.

Alfonso Vivas García


(A la memoria de Jesús de las Cuevas y de su hermano José, amigos y maestros, que me han inspirado este relato)
..
..
.Ibn al Rashid era un joven fuerte y ágil –un buen guerrero- había dicho de él su padre, Ibn al Aouchí, un muslim de Maiduguri.
Caid (jinete) hábil como ninguno, recorría con su yegua Akima la distancia entre el oasis de Felmú y su casa antes de que el sol se escondiera tras el pico mas elevado de los montes de Mandara y ensombreciera como penumbra polvorienta la región de Al Bornú, su tierra; tierra de viajeros y comerciantes, de caravanas de camellos que desde Nigeria acarrean cereales,vidrios, nueces de cola y telas de algodón. A veces también oro y esclavos y se hacen acompañar por un verdadero ejército de mercenarios libios. Estas caravanas se dirigen hacia el Norte, hacia El Andalus, la tierra septremtionem, la dulce Quivir cantada por poetas y envidiada por los grandes emires mulslimes.
Corría el año 743 de la era cristiana y un día llegaron al Maiduguri un grupo de jinetes. Vestían con ricos ropajes de seda y turbantes de tafetán. Sus cimitarras brillaban al sol como espejos en la arena. Hablaban la lengua del profeta, no como los vecinos de Bornú con su dialecto hausa sudanés , fuerte y seco; gritaban Jihad!!, Jihad!! , Guerra Santa!!, Guerra Santa!!. Eran señores del Norte, siervos de Abú Satar , el XX Walí, primer ministro de Abderraman, que acababa de morir luchando contra los francos en Poitiers, intentando llevar la luz del Profeta mas allá de los Pirineos.
Ibn al Rashid quedó deslumbrado por aquellos guerreros que habían en tiempo conquistado la tierra del norte, la dulce Al-Andalus y a través de toda la Hispania habían luchado contra infieles dejando constancia de que Alá es Dios y Mahoma su profeta, y decidió marchar con ellos.
Los beréberes de Al-Andalus se habían revuelto contra el Omeya de Córdoba y los seguidores del fallecido Abderramán buscan buenos muslimes para sofocar la rebelión. Junto al ejército de mas de diez mil guerreros procedentes de Siria, iban los jóvenes jinetes de los antiguos reinos de Kanem y Bornú. Su piel negra brillaba al sol con el sudor de sus torsos desnudos, como el jade mojado de los oasis del Sahed, y contrastaba con las armaduras y las cimitarras de acero albino de los guerreros sirios.
Ibn Al Rashid fue embarcado junto a sus compañeros y sus caballos en una gran barcaza movida por remeros esclavos godos , hechos prisioneros en las últimas incursiones de Ayyub ibn Habib, wali de Qurtuba. El paso del estrecho fue tranquilo. Las inmensas columnas de Hércules, representadas por el Monte de Djabel Tarik impresionaron a Rashid y en sus cercanías acamparon. Tras tres días de descanso las tropas comenzaron a avanzar hacia el norte. El paisaje era muy diferente al de su tierra: bosques, rios, montañas frente a la aridez del desierto. El primer gran río que divisan es el Wadi-lakka ( Guadalete ) ; es ancho y caudaloso y desemboca formando un gran mar de agua dulce. Varias barcazas formaron un puente sobre el que pasó el grueso del ejército. Durante el resto de los días siguieron la margen izquierda del río y llegaron a Arkos. Su peña escarpada y cortada a tajo los sorprendió. Era inexpugnable –pensaron- y los jinetes Arkeños que salieron a recibirles eran famosos por su fuerza y valor. Tras dos días en el valle de meandros suaves bajo el tajo emprendieron camino hacia el norte. A unas leguas tuvieron que bordear unas colinas abruptas en las que el río formaba un cañón profundo. Ibn Al Rashid y su yegua Akima subieron a lo mas alto de la colina mas alta y divisó una vista que lo conquistó. Una gran llanura luminosa se extendía ante él. Al fondo un macizo montañoso formaba la linea del horizonte dibujando una sierra de bello nombre: Grazalema. Bajo sus pies una frondosa huerta de árboles frutales: naranjos, limoneros, damascos, y todo tipo de arboles frutales, agua en abundancia, caudalosas fuentes que manan de la roca, incluso algunas de aguas termales. Rashid se enamoró de aquella tierra.


Pasaron cinco largos años de guerras fraticidas, de luchas internas que diezmaron a los valientes guerreros muslimes, de derramamiento de sangre islámica que debilitaban poco a poco la fuerza de los seguidores del profeta y hacía que los Reyes cristianos del norte obtuvieran victorias y aumentaran sus territorios.
Ibn Al Rashid estaba cansado, hastiado, herido en su cuerpo y en su espíritu. Muchos compañeros y amigos, habían caido en la lucha. Un buen día con veinte de los suyos decidió volver el edén soñado a las orillas del Wadi-Lakka. Se asentaron en un valle junto a las colinas, convivieron en paz con los antiguos habitantes y le llamaron Al-bornú como su santa tierra africana.
Al-Bornú la tierra del agua, la flor del desierto.
Los caids de piel negra, los hijos de Kanem-Bornú quieren vivir bajo tu protección el resto de sus vidas y morir en tu seno. Su recuerdo perdurará en el nombre sagrado de su tierra para toda la eternidad.

27 de junio de 2008


Noticias antiguas, 27 de junio de 1903 Huelga,1914 Pleitos del trabajo y conflicto de campesinos, y 1981 restauración del convento.

1903



1914




Toda la Guardia Civil de Cádiz ha salido para la campiña de Jerez...  Han llegado a Bornos 50 guardias civiles y el comandante, señor Jimenez Topete.

1914

1981

BPM en años anteriores, 27 de junio

BPM en años anteriores, 27 de junio 2008
A propósito del Borno africano.
Análisis arqueológico del poblamiento en el Bajo Guadalquivir...
 ...el cielo se puso rojo...
Amigos de la comparsa.
Ya llegó el día.

BPM en años anteriores, 27 de junio 2009 

Escuela de Música de Bornos.Concierto Clausura Cur...
Antena 3, telebasura, basura de tele.


BPM en años anteriores, 27 de junio 2011 
Per Afán Informa

BPM en años anteriores, 27 de junio 2012
 

No al parque eólico de la Sierra del Calvario
Astrophytum asterias
Dos millones de euros para el Ayuntamiento de Arco...
Poema a Bornos

BPM en años anteriores, 27 de junio 2013

La clase de Doña Rosario
La Monarquía Española. Carlos IV (III)

BPM en años anteriores, 27 de junio 2014

Presentado el cartel de la Noche Carnavalesca de B...
Dedicado a Pepe Duarte

BPM en años anteriores, 27 de junio 2015
Análisis arqueológico del poblamiento en el Bajo G...
...el cielo se puso rojo...

domingo, 26 de junio de 2016

Antiguos Carnavales de Bornos y Fiestas Típicas. Capítulo VII y último.

ANTIGUOS CARNAVALES DE BORNOS Y FIESTAS TÍPICAS
CAPÍTULO VII Y ÚLTIMO
PEPI CASTILLO DAMA DE LAS FIESTAS TÍPICAS DE 1976


No puedo terminar el relato de cómo comenzaron las Fiestas Típicas de Bornos sin tener un recuerdo especial, en la lejanía de los tiempos, de una persona que fue Dama de Honor, como también lo fueron otras jóvenes de Bornos.

Pepi Castillo no sé si fue una persona especial, que seguramente lo fue según yo la vi al ser su acompañante, desenvolverse a la espera del comienzo del cortejo. Callada, pero sonriente. Una cara llena de serenidad; nerviosa, como las demás, feliz, como las demás en una noche de cuento de hadas.
En el umbral de la salida hacia la plaza me apretó el brazo; había llegado la hora; iba a hacer una especie de pasarela ante cientos de personas que abarrotaban el recinto. La miré y le dije: "No pasa nada, ésta es tu noche".
Salimos haciendo el recorrido con seguridad, incluso sonriendo a su padre en la zona de las Autoridades. La dejé con sus compañeras hasta  que finalizase el acto.
Quizás, sin pretenderlo, sino sólo por el impulso del poeta, el Pregonero la definiera mejor que nadie:


Pepi Castillo


Pepi Castillo sueña un sueño de amapolas,
de jazmines y nardos, de azahar florecido,
de airosas banderolas
tremolando en su aire, de aromas encendido.

Como un tesoro de estrellas que se baña en la fuente
su talle es de palmera que el viento condecora
y le ciñe la frente,
como un resol antiguo que sus pupilas dora.




¡Qué difícil es escribir sobre una persona en la lejanía de su desaparición!.
Después de aquellas Fiestas que nunca olvidaría,  treinta y un años después, Dios…, su destino… se la llevó.
Para los que tenemos la esperanza de una vida mejor sabemos que Pepi tiene que estar en un lugar privilegiado que llaman Cielo.
Hay una coplilla que comienza "En el Cielo se alquilan balcones…"
Seguro que Pepi se asomará y verá la inmensidad del mundo y, como un "Zoom" prodigioso, se acercará a nuestro paisaje y verá una y otra vez el azul del lago, la sierra de El Calvario, su casa, su gente y tantas y tantas cosas que ya ni puede ni quiere cambiar porque la dicha eterna es la que todo mortal busca durante su vida y ella la consiguió después de muchos sufrimientos, pero también de esperanzas.
Alguien se preguntará: ¿"Y porque escribe de Pepi Castillo"?
Sencillamente porque de aquel grupo de jóvenes de unas Fiestas de 1976, sólo falta ella.
¿Fue la mejor?
Eso lo supo mejor que nadie el poeta. Quizás por eso su poesía contiene el doble de renglones que la de las demás Damas.
Este humilde escritor la ha sacado a la actualidad porque una noche del año 1976, tuvo el honor de acompañarla hasta un lugar de privilegio, como una alegoría anticipada de su vida.
Pepi Castillo, además de tu familia seguro que existen en Bornos muchas personas que no te han olvidado.

A. RODRÍGUEZ HIDALGO.

Noticias antiguas. Grande alarma en Bornos. 26 de junio de 1914








Segunda edición para Madrid
LA CORRESPONDENCIA DE ESPAÑA
26 de junio de 1914

Obreros detenidos
CADIZ (Jueves noche)
Comunican desde Bornos que algunos grupos de obreros marcharon al campo en distintas direcciones, con el propósito de impedir que continuaran trabajando los esquiroles.
Salieron fuerzas de la Guardia Civil en persecución de los grupos, y detuvieron a 18 obreros huelguistas por ejercer coacciones.
También fueron detenidos dos vecinos de Bornos por insultar a la fuerza pública.
Se observa excitación entre los huelguistas, que parece tienen el propósito de alterar el orden.











Alarma en Bornos
CADIZ (Jueves noche)  Nuevas noticias recibidas de Bornos comunican que se han practicado más retenciones, incluso de huelguistas, por insultos a la Guardia Civil, cundo conducía a los presos en el campo.
Ha dado el Alcalde un bando prohibiendo la formación de grupos y dictando otras disposiciones para garantizar el orden.
Es grande la alarma en Bornos, por lo que el gobernador civil ha dispuesto el envío de más fuerzas de la Benemérita, de Infantería y de Caballería.








BPM en años anteriores, 26 junio

BPM en años anteriores, 26 de junio26 de junio 2008
Pazanteando. 
Sobre nuestro kevin. 
Las fotos de los amigos. 
Quedan 10 días. 


BPM en años anteriores, 26 de junio26 de junio 2009
Estrategia Provincial de Movilidad Urbana Sostenib... 


BPM en años anteriores, 26 de junio26 de junio 2010
Si podemos
La sangre bornicha sigue dejando huella. 
En Roma el himno suena más bonito...

BPM en años anteriores, 26 de junio26 de junio 2011

Carta abierta a Antonio Benítez (padre)
Pazanteando. 

BPM en años anteriores, 26 de junio26 de junio 2012

Concurso de Cuentos IES "El Convento". 2012. "Por ... 

BPM en años anteriores, 26 de junio26 de junio 2013

Clases de guitarra. Jesús Girón.

BPM en años anteriores, 26 de junio26 de junio 2014

Antiguos Carnavales de Bornos y Fiestas Típicas. C...

BPM en años anteriores, 26 de junio26 de junio 2015
Las fotos de los amigos.

sábado, 25 de junio de 2016

Antiguos Carnavales de Bornos y Las Fiestas Típicas (VI)




ANTIGUOS CARNAVALES DE BORNOS

Y LAS FIESTAS TÍPICAS (VI)


Ya estamos en el último día de las Fiestas Típicas. Sobre las 4 de la tarde ya están preparadas las carrozas para la salida. La Avda. San Jerónimo es un hervidero de gentes.
A las cinco en punto comienza la salida, encabezando el desfile la Policía Municipal de El Puerto, con una dotación de treinta motos.
A continuación, la Banda de Música de la  Flota Norteamericana con Base en Rota. Comenzó su salida atronando la Avenida con sus más de cien instrumentos.
Música americana de los barrios de Nueva York, aunque durante el recorrido pudimos oír toda clase de interpretaciones.
A continuación la cuadra de caballos de las Bodegas Terry, enjaezados a la andaluza y montados por caballistas con el clásico traje de montar de chaquetilla corta, zahones y el sombrero, reminiscencia del bandolerismo andaluz.
Seguía la cabalgata con dos carrozas infantiles, donde se sentaban niños perfectamente disfrazados, arrojando serpentinas y caramelos.
A continuación la Carroza de la Reina Infantil con sus damas, sentadas cada una en un sitial, de abajo a arriba, hasta llegar a lo más alto donde se encontraba el Trono.
La Reina y Damas infantiles lucían su banda blanca y verde y en lo más alto la Reina Infantil, con su banda con los colores de la bandera de España y una diadema en su cabeza.
Cerraba el cortejo la carroza de la Reina Mayor acompañada de sus Damas de Honor, igualmente situadas desde lo más bajo, hasta el Trono donde se encontraba la Reina  con una corona, capita de armiño y la banda con los colores de la bandera de España.
El desfile siguió por la calle Veracruz, Monjas, Plaza Orellana, Alta, Carreteros, bajando y tomando  la calle San Sebastián, hasta llegar a la Plaza de la Iglesia, donde bajaron las reinas, damas y personajes disfrazados de todas las carrozas que siguieron a pié hasta entrar en la Caseta Municipal.
Allí siguieron los concursos de disfraces que estaban dotados con premios consistentes en trofeos de placas conmemorativas.
La cabalgata fue elogiada por propios y extraños, habiéndose podido observar la afluencia de muchas  personas de otros pueblos.
Todo esto hacía pensar que el futuro de las Fiestas Típicas de Bornos, arropada con los Antiguos Carnavales, estaba asegurado.

A. RODRÍGUEZ HIDALGO. CONTINUARÁ